UN VILLANO SIN APTITUDES PARA GOBERNAR

Angurrientos vendepatrias en manos de inútiles y cobardes ciudadanos

10
FOTO 1: Estos los que dejan al Paraguay en la miseria.
FOTO 2: Un pinche pendejo que no sabe como lavarse el c….!!!
FOTO 3: Cualquier Calesita yeré le gusta a este mequetrefe Marito, que le tiene en su regazo al Calesitero de las galletas.

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Los angurrientos vendepatrias de los gobiernos paraguayos, Alfredo Stroessner (1954-1989), Andrés Rodríguez (1989-1993), Juan Carlos Wasmosy (1993-1998), Raúl Cubas Grau (1998-99, depuesto), Luis Angel González Macchi, borrachín pero no Persa, Nicanor Duarte Frutos (2003-2008), Fernando Lugo (2008-2012), Federico Franco 2012-2013), Horacio Cartes (2013-2018) y el entonces Mario Abdo, todos estos que ya pasaron en el oval de la sinverguenzía del palacio de los López, vendieron el país de a poquito para que supuestamente el pueblo ndaje no se diera cuenta. Ya no tenemos soberanía, mucho menos derecho a electricidad como tenía que ser fifty fifty (medio a medio). Ni en Yacyreta mucho menos en Itaipum. Será que a estos si tuviésemos justicia en el país le podríamos aplicar la ofensa impugnable o sea, que todo lo que se diga de ellos es mentira. Muchos de lo que ya estuvieron de pasada por los capitolios gubernamentales de este país, no se dieron cuenta o no dijeron en este momento que estaban haciendo mal, ya sea el presidente, el ministro, el fiscal general del estado, el gobernador, el senador, o los diputados.

Y ahora gua´u ven después que se descubrió que Marito estaba vendiendo la última cosa nostra más importante que tenemos como legado para salir adelante, progresar y que este país mejor en todas instancias, salud, trabajo, educación, respeto, derechos y sobre todo, justicia.

Y ahora recién ven que éste villano no tiene carácter para manejar el Gobierno y que con él funciona la máxima de los barones de Itaipú, que dicen: “Por qué vamos a reclamar nada, si nosotros solamente pusimos el agua e hicimos el negocio de la vida con la construcción de la hidroeléctrica”.

Esa es la mentalidad del jefe de Estado, por eso habla en términos de peajeros. “Él cree sinceramente que somos peajeros cuando reclamamos nuestro derecho”, afirma el ex senador. En Marito, dice, resalta un déficit en la concepción de lo que es la soberanía del país y de lo que es la conducción política del país, “y eso nos está llevando por muy mal camino”, advierte.

Caros lectores, nosotros de este medio que amamos nuestro país, que vivimos en la cuerda bamba de la vida y la muerte, al publicar contra estos déspotas, sinvergüenzas vendepatrias, en cualquier momento podemos perder la vida. Yo Carlos Esteban Roa, ya fui amenazado de  muerte inclusive por José Ortiz, el clan Nassar, algunos agentes fiscales y jueces, por decir la verdad de lo que ellos no quieren escuchar. Me siento acongojado con un tonel de lágrimas en la garganta. Donde todo el día tengo que repasarme porqué y cómo soportamos toda esta desgracia ocasionada por los animales políticos que conocemos sus nombres y de qué partido son. Y cuando un ser viviente en este país le dice la verdad o le arroja agua dicen que es loco, peripecuático, lunático y montón de epítetos más.

A muchos les gusta, pero hasta ahí nomas. Lo que no quiero es pensar o tomar una actitud y decir que somos tan inútiles que no ayudamos a los que podrían ser líder y gobernar este país sin que tengamos que poner guardia de seguridad, alambres farpados en las murallas, para dormir tranquilos. Que tengamos que salir y deambular sin que venga un motochorro y le quite la vida a un joven estudiante. Donde tengamos que ir a un puesto de salud y nos digan buen dia señor, en qué le puedo servir. Donde tengamos que pagar nuestro impuesto y al salir por la ciudad ver las calles asfaltadas, con señalizaciones, escuelas en condiciones, y no que de repente se desmorone el techo y caiga encima de la cabeza a mis hijos. ¿Porqué tanta cobardía?

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Los bandoleros de la justicia esteña

CIUDAD DEL ESTE (Judiciales, Por Carlos Roa) Las marquesinas de los medios impresos, telev…