CORRUPTOS DESDE LA FACULTAD

INVERECUNDOS ESTUDIANTES DE MEDICINA Y POR SOBRE TODO AFANANCIOS, CRETINOS

19

CIUDAD DEL ESTE (Realidad fatídica, por Redacción)  En redes sociales se publicaron varias denuncias contra el Ministerio de Salud donde un gran número de estudiantes que estarían trabajando como internos en algunos hospitales del Departamento Central solicitan ser incluidos en el grupo de riesgo y poder así recibir las dosis de vacunas pues están constantemente expuestos a la enfermedad y muchos de ellos ya se han contagiado. Al mismo tiempo sale a la luz otras denuncias también de parte de estudiantes pero esta vez de una costosa universidad, la UCA (Universidad Católica de Asunción) donde un grupo de estudiantes que ni siquiera están haciendo pasantías o residencia en los hospitales han sido vacunados de forma ilegal, en otras palabras estamos hablando de que estudiantes de medicina que ni siquiera juraron todavía robaron vacunas y se inmunizaron al menos con la primera dosis, violando el régimen de prioridad.

Estamos hablando de estudiantes de medicina inverecundos, los que mañana serán los que den la orden negligente causando la muerte de centenares de ciudadanos como vemos cada día que ya está sucediendo y que hemos compartido con ustedes, estimados lectores, que es el modus operandi en Argentina donde los días de internación, los días de permanecer en coma e incluso el número de muertos tiene un precio a favor de los hospitales y claramente a favor del bolsillo del matasanos de turno.

El operativo eutanasia inducida en los hospitales es un sistema totalmente criminal, según nuestras fuentes, en este caso enfermeras del IPS y del centro de Salud han relatado a este medio el procedimiento donde además de hacer correr a los parientes del enfermo en busca de unas medicinas de costo elevadísimo como es el antiviral remdesivir no suministran el medicamento en el tiempo establecido, debiéndose aplicar de entrada dos dosis del medicamento, y según cálculos en los hospitales 6 ampollas de remdesivir estarían costando aproximadamente 12 millones de guaraníes, lo que hacen en el hospital es aplicar solo una ampolla en el primer momento y dejar pasar las horas sin aplicar la segunda dosis, haciendo que de esta manera el cuerpo del enfermo, que ya llega al hospital en ultimo estado, no tenga las fuerzas suficientes para luchar con la enfermedad, ahí viene el primer paro cardio respiratorio del cual la mayoría no vuelve, las enfermeras temerosas que se comunicaron con nosotros dicen que el siguiente paso es ir a cobrar la platita que se deposita en el banco, ellas temen por su integridad y principalmente la de los pacientes y no se animan a hacer las denuncias que corresponden.

Con lo ocurrido recientemente con las vacunas entre estudiantes de medicina podemos corroborar que la corrupción en el área de salud es real y se da desde mucho antes de estar como titulares en los hospitales, esperamos que mínimamente estos aspirantes a médicos sean expulsados de la universidad sin posibilidad de estudiar medicina en ninguna otra universidad ni siquiera de garaje para que nunca tengamos que exponernos a este tipo de personas que ya tienen la corrupción y la deshonestidad arraigada en sus personas, ojalá lo que nos confesaron estas licenciadas de que ocurren en los hospitales no pase de una paranoia pues mientras unos se llenan los bolsillos a costa de la vida de otros la ciudadanía sigue aguardando las vacunas de dudosa eficacia en espera para salir de nuevo a las calles a trabajar con normalidad.

comentario

comentario

Mira además

DATE PERMISO PARA SER FELIZ

    CIUDAD DEL ESTE (Reflexión Por Redacción)   “Me estoy dando el permiso de i…