APRENDICES R 1 Y R 2, UN SINIESTRO

Las fanfarras del trauma y sus pupilos/as

73

CIUDAD DEL ESTE (Salud Pública, por Carlos Roa) Una biografía de la mala praxis, negligencia en una institución donde tendrían que estar velando por el ciudadano para salvarle la vida. Hay casos y casos, enfermeras o ayudantes de enfermería que hacen su pasantía como si fuese que el cuerpo de ese ciudadano es un muñeco de trapo, como ya ocurrió con Carlos Esteban, donde en vez de aplicarle un medicamento, le aplicaron otro. Ahí este pobre señor hasta llegó a jugar casita robada con San Pedro. Pero existen todo tipo de casos, de todos, hasta inclusive muerte de inocentes criaturas por falta de terapia intensiva pediátrica. Si vamos a poner nombres de las víctimas que pasaron por ese matadero, llevaríamos un año escribiendo y estaríamos por la mitad recién.

Vamos hablar del caso del señor Froilán Vázquez de 54 años, operado de apendicitis aguda entre el 31 de marzo al 04 de abril en el hospital regional de CDE. En primer lugar, lo que notamos al revisar el expediente médico de este señor vemos que absolutamente ningún médico o personal responsable firma el documento, lo cual ya evidencia suspicacias. Donde dice que se le hizo una  incisión de McBurney, pero con dificultad para identificación del apéndice por lo cual se decide ampliación de la incisión con exploración a ciegas.

Sin embargo, el manual médico nos dice que “La apendicitis es uno de los problemas quirúrgicos más comunes. El tratamiento requiere que se haga una operación para extirpar el apéndice infectado. Lo tradicional es que el apéndice se quite a través de una incisión en la pared abdominal inferior derecha. En la mayoría de las apendicectomías los cirujanos operan a través de tres pequeñas incisiones (cada una mide aprox. entre 6 y 12,5 mm). En algunos casos, una de las pequeñas aberturas puede alargarse hasta medir 5 a 7,5 cm a fin de completar el procedimiento.

Sin embargo, el corte realizado a este señor es de unos 25 centímetros, es decir, como si le hubiesen sacado casi todos los órganos del estómago, tripa gorda, chinchulín, librillo, por poco no le sacaron el mondongo. ¿Sería esto correcto? ¿O los estudiantes o R1 o R2 se les resbaló el bisturí? Que pena da este país con tantos recursos económicos, las universidades de medicina y los propios prosores no les dan la obligación de ser especialistas de cada especialidad y no simplemente clínicos.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Cuidar alimentación y evitar Stress para evadir la gripe

Dado que nuestra alimentación puede ser la clave para mantenernos sanos es importante que …