UNA GUÍA DE CÓMO LIMPIARSE EL ÓRGANO GENITAL MASCULINO

Los cuidados del prepucio para evitar enfermedades

31

CIUDAD DEL ESTE (Salud, por Carlos Roa) La irritación, las infecciones y los olores desagradables son solo unos cuantos estados de salud que pueden ocurrir si no mantienes buenos hábitos de higiene en lo que respecta a tu pene y tu salud sexual. Limpiar tu pene después de tener relaciones sexuales también te puede ayudar a reducir las posibilidades de contraer una infección de transmisión sexual (ITS). Las prácticas de higiene son ligeramente diferentes entre los hombres con pene no circuncidado y circuncidado, pero ambas son básicamente similares. Aprender cómo limpiar tu pene adecuadamente te puede ayudar a mantener una salud y limpieza óptimas.

Elige un jabón suave. Muchos jabones contienen perfumes que pueden irritar la piel sensible, y otros contienen agentes limpiadores que son demasiado fuertes para usar en los genitales. Para obtener mejores resultados, elige un jabón suave no perfumado hecho para usar en el cuerpo (en otras palabras: no utilices jabón de manos). Si tienes piel sensible, pregúntale a tu médico o dermatólogo acerca de elegir un jabón adecuado para ti.

Toma una ducha o un baño. Utiliza agua tibia en lugar de agua caliente para evitar quemar o irritar tus genitales y el resto de tu cuerpo. Báñate como normalmente lo haces, jabonándote con el jabón suave no perfumado que escogiste y lavándote con agua tibia.

Lava tu pene. Frota el jabón que escogiste entre tus manos y aplica la espuma a tus testículos y el cuerpo del pene. La clave a recordar con un pene no circuncidado es lavarte debajo del prepucio.

Jala suavemente de tu prepucio lo más que puedas. No fuerces el prepucio más allá de su punto natural, ya que puede lastimar el pene y hacer que se desarrolle el tejido cicatricial. Aplica jabón debajo del prepucio y enjuágalo bien hasta que no quede ningún resto acumulado.

Mantenlo limpio. La higiene personal es importante, pero los médicos advierten que lavar en el pene en exceso puede traer consecuencias. Lavarte con mucha frecuencia, especialmente con jabón o gel de ducha, puede causarte irritación y dolor.[9] Asimismo, debes secar completamente tu pene después de ducharte. Si utilizas talco o polvo corporal en tus testículos, resiste la urgencia de aplicarlo en el pene. Si el talco se mete debajo del prepucio, puede causarte irritación y malestar.

Si utilizas talco, es posible que quieras usar un polvo a base de maicena en su lugar. Puede haber un vínculo entre el talco y el cáncer de ovario en las mujeres, por lo que si tienes sexo vaginal con una mujer y tienes talco en tu pene, es posible que la pongas en riesgo.

Ten en cuenta el cuidado del prepucio. Con el cuidado e higiene adecuados, tener un pene no circuncidado no presenta ningún problema de salud significativo; sin embargo, la falta de limpieza bajo el prepucio puede causar una acumulación de aceites y desechos, llamado “smegma”.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Infografía sobre males y remedios naturales para combatirlos

  CIUDAD DEL ESTE (Salud, por Médico Ñana´i) Esta es una pequeña info sobre algunas e…