PRACTICANTE INESCRUPULOSA

Negligencia médica en connivencia con la directora Risi Solis de Choré

10

 

CIUDAD DEL ESTE (CHORE ,Enviado Especial) El domingo pasado 03 de noviembre, un nuevo caso lamentable de negligencia médica se registró en el centro de salud de Choré, lugar donde a las 08:00 de la mañana acudió la señora Castorina Cabrera con su pareja, Anastacio Sánchez, debido a los fuertes dolores de parto que le aquejaban a la parturienta. Era señal que la criatura ya quería conocer el mundo exterior. Los mismos fueron atendidos por la obstetra Rosana Ortiz, quien pese al cuadro delicado de la mujer, ni siquiera la revisó, solo le dio un reojazo y le despidió de esta manera “volvé a la tarde, total hay tiempo”.

Pese a los fuertes dolores, la mujer tuvo que volver a su casa y recién al mediodía, cuando los dolores se volvieron insoportables, esta no tuvo otro remedio que volver a recurrir al centro de salud, y fue ahí donde la noticia se puso grave, horrible, triste y desesperante, porque el bebé falleció ahogado en el vientre de su madre.

Lo más lamentable de este caso de homicidio inducido es de que cómo van a poner a una practicante de obstetricia para cuidar casos tan delicados como el parto o el hecho de alumbrar los ojos y la vida de un bebé. En este caso la Fiscalía ya tendría que haber actuado de oficio e imputado a la obstetra irresponsable e inclusive a la directora de dicho centro asistencial, Dra. Risi Solís, hija del pastorcillo mentiroso encargado del SNPP en Choré, por permitir practicantes realizar atenciones médicas y sobre todo de partos, donde las cosas son tratadas por profesionales y con experiencias. Al cierre de la edición, aún no teníamos información si la Fiscalía tomó cartas en el asunto pero esperemos que se haga justicia con este angelito que ahora está en el cielo, a la diestra del Señor Padre Celestial.

comentario

comentario

Mira además

Paraguay el que más gasta, pero no en favor del pueblo

CIUDAD DEL ESTE (salud corruptiva, por Carlos Roa) Los países de América Latina han gastad…