CON HONOR Y RESPETO CUMPLIENDO SU LABOR

NO TODOS SOMOS POLIBANDIS

41

CIUDAD DEL ESTE (Policiales, por Redacción) Grande fue la sorpresa del sub oficial Christian Cambra cuando al estar realizando controles en el km8 de Ciudad del Este detuvo a una camioneta Toyota Hillux y al verificar los antecedentes de quien iba dentro constató que se trataba de un brasileño de nombre Joel Aparecio Amaral quien cuenta con 4 órdenes de captura por narcotráfico por lo que le pidió que apague el motor del vehículo, lo bajó de la camioneta y le informó que quedaba detenido. Le concedió realizar las llamadas telefónicas necesarias para que el aprehendido pudiese avisar a sus allegados de la situación, desde este momento el brasileño Joel Aparecio Amaral trató de sobornar, de coimear y de comprar su libertad que ahora estaba en manos del Sub Oficial Christian Cambra, que atendiendo a su juramento y con toda la integridad que representa el cargo de agente de policía se negó rotundamente a caer en negociados con este delincuente.

El Sub Oficial Christian Cambra relató que estaban trabajando en conjunto con la Patrulla Caminera, él estaba como jefe de grupo y en el control de rutina se revisan las cédulas y se corroboran los antecedentes de los transeúntes, según el joven policía, el detenido apenas abrió la ventanilla del vehículo pata pasar la cédula al oficial y con esto se comprobó que contaba con 4 órdenes de captura por narcotráfico.

 En mayo de este año cayó un cargamento de 7 toneladas de marihuana que estaba siendo trasladado en dos camiones desde la localidad de Ybypyta a 130km de Salto del Guairá, uno de estos camiones estaba registrados a nombre Joel Aparecio Amaral, y aunque estaban denunciados como robados se sabe que ese es sólo un método para desentenderse del delito que se está cometiendo, al decir que el camión supuestamente había sido robado.

A diario vemos por redes sociales como los ciudadanos se quejan de los controles vehiculares de la Policía Nacional y Policía Caminera, acusándolos de ser extorsivos, de utilizar las nuevas rutas que se reformaron hacia los kilómetros para coimear, burlándose de los uniformados diciendo que ya se acercan las festividades de Navidad y Año Nuevo y que es esto lo que les apura para conseguir plata aplicando multas que pueden ser “negociadas” con ellos en el momento. Pero la realidad está totalmente tergiversada, totalmente torcidas, porque si uno no da motivos para multa no tiene por qué exponerse a estas supuestas coimas, el que cumple con lo que manda la ley y tiene sus documentos en regla no tiene nada que temer porque las multas y sanciones no son inventadas a gusto del oficial de turno, son normas establecidas de ante mano, que están a conocimiento de todos y que no hace falta ser un experto letrado para entenderlas. Es muy simple, “el que nada debe, nada teme” pero aquí hay un gran inconveniente social que es la terrible manía de algunos de hacer todo al vaí vaí, de no tener las cosas en forma, de quere dar un chiqui de plata y que te dejen “en paz” en vez de tomarse el tiempo para tener la documentación en forma y  de crear conciencia de que andar en un rodado del porte que sea tiene un riesgo y que las medidas como usar casco, usar cinto, conducir con el calzado adecuado, tener los conocimientos de las leyes de tránsito, portar registro y habilitación, todas estas normas se hacen para proteger al ciudadano, y los controles de rutina en donde se verifican documentos son justamente para sacar de las calles a delincuentes como este brasileño que anda como Juan en su casa haciendo en nuestro país lo que se le antoja.

Desde este medio felicitamos al Sub Oficial Christian Cambra por haber hecho lo que le corresponde como policía, por cumplir con la capacitación que recibió, por hacer valer su autoridad y honrar no solo al uniforme sino a todo el cuerpo policial y principalmente a la ciudadanía, ahora tenemos un delincuente menos en la calle, un extranjero menos que lastimosamente estos tienen por costumbre venir a usar nuestro país como vertedero o como oficina de mafiosos, esto es un punto menos para el narcotráfico y con esta actitud de la policía estamos un poco más resguardados y protegidos ya que sabemos que la droga tiene un poder de destrucción terrible.

 “Ya lo teníamos esposado y el tipo les llamó a cinco, seis personas, brasileños. A toda costa quería negociar, pero no le dejé. Yo le dije que yo no voy a negociar con un posible narcotraficante y mucho menos a personas que venden esas drogas que le perjudican a muchas familias. Me puse fuerte, me planté y no negocié…. No tengo miedo porque no le debo a nadie, hice mi trabajo impecable, no tengo miedo de ellos tampoco. Saben que yo hice mi trabajo” fueron las palabras del Sub Oficial Christian Cambra, así mismo instó a los demás uniformados a no dejarse doblegar por sobornos de este tipo y hacer que la ley se cumpla a cabalidad.

comentario

comentario

Mira además

DATE PERMISO PARA SER FELIZ

    CIUDAD DEL ESTE (Reflexión Por Redacción)   “Me estoy dando el permiso de i…