ATENCIÓN MANICURISTAS: NOVEDADES

Remedios caseros efectivos para combatir los hongos de los pies

23

CIUDAD DEL ESTE (Salud, por Carlos Roa) La onicomicosis, conocida comúnmente como hongos en las uñas de los pies, es una dolencia que se caracteriza por la inflamación, el dolor y la hinchazón del dedo, así como por el amarillamiento, el engrosamiento y el desmoronamiento de las uñas. El hongo en las uñas pueden ser el resultado de un pH anormal de la piel, la exposición continua a la humedad, el uso de calcetines sintéticos, un sistema inmune debilitado, la acumulación de sudor en los zapatos, la mala higiene del pie o una circulación sanguínea débil como la causada por la diabetes.

 

La medicina moderna aborda la onicomicosis con tratamientos tópicos, medicina antifúngica oral y, en algunos casos, extirpación quirúrgica de la o las uñas afectadas. Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden incluir dificultad para respirar, hinchazón de la boca o la cara, urticaria, erupciones cutáneas, ampollas, dolores de cabeza, mareos, náuseas, pérdida de apetito, daño hepático, aumento de peso, fatiga, problemas cardíacos, fiebre, diarrea y más dolor, todo esto para deshacerse de los hongos en las uñas de los pies.

Aquí les traigo una lista de remedios caseros efectivos y rápidos para eliminar los molestos hongos que manchan las uñas del pie.

  1. Vinagre de sidra de manzana

Uno de los mejores remedios para la onicomicosis, es el vinagre de sidra de manzana se puede usar tópicamente, internamente, o ambos. Mezclar vinagre con sales de epsom en partes iguales y diluir con seis partes de agua caliente. Dejar entibiar y remojar los pies hasta dos veces al día durante al menos treinta minutos para matar el hongo. También se puede mezclar el vinagre de manzana con miel y aplicar directo sobre la uña.

  1. Extracto de hoja de olivo

Otra excelente opción para luchar contra estos hongos es el extracto de hoja de olivo. El extracto de hoja de olivo es antibacteriano, antiviral y puede ayudar a reducir el colesterol, entre otras cosas.

El extracto de hoja de olivo también es un potente desintoxicante, por lo que puede experimentar cierta incomodidad cuando comience a tomar el suplemento por primera vez. En este caso, considere disminuir su dosis diaria mientras su cuerpo elimina la mayor parte de sus toxinas acumuladas.

 

  1. Aceite de árbol de té

Como remedio antiséptico y fungicida, el aceite de árbol de té es un gran remedio para la onicomicosis. Primero limpiar la zona afectada con alcohol y luego aplicamos el aceite de árbol de té 100% puro sin diluir directamente a las uñas afectadas. Después de unos diez minutos, frotamos suavemente la uña. con un cepillo de cerdas suaves. Debemos repetir todos los días hasta que una nueva uña sana crezca por completo, luego debemos continuar con el tratamiento para la onicomicosis durante dos o tres semanas más para evitar que vuelva a crecer.

  1. Aceite esencial de naranja

El aceite esencial de naranja es otro antifúngico natural que se puede aplicar diariamente a las uñas de los pies para curar una infección. Basta con aplicar una gota de este aceite y dejar actuar por al menos una hora. El aceite de naranja puede ser demasiado fuerte para las personas con piel sensible. Además, debido a que las alergias a los cítricos son algo comunes, se recomienda realizar una prueba con el aceite de naranja en una zona de piel sana antes de aplicarlo a las uñas infectadas.

  1. Harina de maíz

Uno de los remedios más interesantes para los hongos de las uñas es la harina de maíz orgánica. El maíz alberga naturalmente una forma de hongo que es inofensivo para el cuerpo humano pero mortal para la Candida, el parásito fúngico más común que causa infecciones en las personas.

En un recipiente lo suficientemente grande como para meter el pie, ponemos una taza de harina de maíz y aproximadamente dos litros de agua. Mezclamos y dejamos reposar por al menos una hora y luego sumergimos el pie (o los pies) infectados en la mezcla durante media hora o más. Hacerlo una vez al día hasta que el hongo desaparezca.

  1. Bicarbonato y bórax

Debido a que los hongos necesitan un ambiente ácido para florecer, el bicarbonato de sodio un súper alcalino evita que los hongos en las uñas se propaguen al crear un ambiente inhabitable para ellos. El Borax es un mineral natural que también es un fungicida poderoso.

Estos dos combinados crean un remedio que puede curar el hongo de las uñas rápidamente. Mezcle partes iguales de bórax en polvo y bicarbonato de sodio con suficiente agua para formar una pasta. Luego ponemos la mezcla y la frotamos sobre las uñas infectadas. Hacer esto dos veces al día y durante al menos dos semanas después de que el hongo desaparezca.

  1. Aceite de coco

El ácido caprílico, uno de los ácidos grasos de cadena media en el aceite de coco, tiene la capacidad de penetrar en la pared celular duradera de cándida y otros hongos. Sin su recubrimiento protector, las células del hongo se disuelven, destruyendo efectivamente la infección. Aplique una capa delgada de aceite de coco a las áreas infectadas y déjela remojar durante al menos quince minutos. El aceite de coco es ideal para la salud de la piel, por lo que no hay límite en la frecuencia con la que puede usar este tratamiento. Solo asegúrate de no ser alérgico a los cocos antes de aplicar este producto a los tejidos sensibles.

  1. Aceite Esencial de Lavanda

Las propiedades antifúngicas del aceite de lavanda lo convierten en un remedio eficaz para los casos leves únicamente. Aplique unas gotas de aceite esencial de lavanda 100% puro a las uñas infectadas todas las noches y deje que se actuar mientras duerme. Lo mejor es continuar los tratamientos tópicos para la onicomicosis como éste durante al menos algunas semanas después de que la infección desaparezca.

  1. Aceite de orégano

Otra planta con propiedades antifúngicas es el orégano. El aceite de orégano puro es rico en un compuesto llamado timol que se ha encontrado que es efectivo contra una gran cantidad de hongos patógenos, incluyendo la Candida y otras levaduras. Mezclar unas gotas de aceite de orégano 100% puro en una cucharadita de aceite transportador y aplicar sobre las uñas infectadas.

  1. Probióticos

Un desequilibrio de la microflora en el cuerpo también puede ser una causa importante para que se dispare el crecimiento de hongos, como la onicomicosis. Asegúrese de asociar un buen suplemento probiótico junto alguno de los remedios que ya vimos. Las bacterias intestinales saludables y saludables dificultan el crecimiento y la diseminación de hongos parásitos y otros microbios al limitar su espacio de vida disponible. Además, la bacteria lactobacillus que se encuentra en la mayoría de los suplementos probióticos es venenoso para la Candida. Solo asegúrese de que el suplemento no contenga azúcar o rellenos artificiales que puedan inadvertidamente alimentar al hongo.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Señales que manda tu hígado cuando está sufriendo

CIUDAD DEL ESTE (por medico Ñaña`i) La ciencia avanza de forma rápida pero aún quedan much…