METODOS SENCILLOS PARA ALIVIAR LOS SÍNTOMAS

Tenosinovitis y Contractura de Dupuytren, causas y efectos

19

CIUDAD DEL ESTE (Salud, por Carlos Roa) Tenosinovitis se refiere al engrosamiento del recubrimiento alrededor de los tendones de los dedos que resulta en una condición llamada tenosinovitis estenosante o dedo en resorte/gatillo. Se pueden formar protuberancias (Elevación o bulto redondeado que sobresale de una superficie) en la envoltura tendinosa debido al uso excesivo. Se observa al haber una flexo-extensión del dedo, cuyo movimiento se frena a mitad del recorrido y luego se abre súbitamente como accionado por un resorte. (Puede requerir de la otra mano para enderezar los dedos).

La contractura de Dupuytren se presenta en la palma y los dedos de la mano. La piel se vuelve más gruesa y estirada, lo cual puede ser el resultado de una lesión o del uso excesivo de la mano. Los dedos del área afectada se encuentran en posición flexionada.

¿Cuál es la causa?

Los síndromes reumáticos de los tejidos blandos de la mano son el resultado de uno o varios factores. Ellos incluyen:

  • Actividades recreativas o laborales que causan uso excesivo o daño en las coyunturas
  • Tensión de los tejidos blandos debido a una articulación o hueso posicionado incorrecta o anormalmente
  • Otras enfermedades o trastornos (artritis reumática, gota, psoriasis, enfermedades de la tiroides o una reacción medicamentosa adversa).
  • Infecciones.

¿Cuáles son los síntomas?

Tenosinovitis: se manifiesta como dolor, inflamación o pequeñas bolitas en la palma de la mano y dolor en la coyuntura media del dedo afectado, que se dobla en su base, pudiéndose atorar en esa posición haciendo que repentinamente se libere (de ahí su nombre «dedo en gatillo»).

Contractura de Dupuytren: la piel de la palma y los dedos de la mano se engruesa y se tensa. Los dedos del área afectada se encuentran en posición flexionada.

¿Cómo se diagnostica?

Su doctor puede hacer un diagnóstico basado en un reconocimiento físico y su historial clínico.

También querrá saber cuándo sintió dolor por vez primera, qué tan intenso era el dolor, dónde estaba ubicado el mismo y si está realizando nuevas actividades físicas.

Opciones de tratamiento

Los síndromes reumáticos de los tejidos blandos de la mano (tenosinovitis y contractura de Dupuytren) son muy comunes en personas que son más bien sanas. A veces desaparecen por sí solos con el tiempo. En la mayoría de los casos, el médico general puede tratar este tipo de trastornos. Algunas personas deberán atenderse por un reumatólogo (médico especialista en artritis, padecimientos reumáticos y enfermedades musculoesqueléticas relacionadas) para su tratamiento.

El tratamiento se basa en la reducción del dolor y la inflamación y en la preservación de la movilidad y prevención de incapacidad y recurrencia. El tratamiento de muchas enfermedades de los tejidos blandos es similar. Las recomendaciones de su doctor pueden incluir la combinación de descanso, aparatos ortopédicos, aplicación de calor y frío, medicamentos, terapia física u ocupacional. Puede intentar diversos tratamientos antes de encontrar el que mejor le siente. Las siguientes secciones describen diversos tratamientos que le puede recetar su médico.

Descanso y aparatos ortopédicos

Muchas enfermedades de los tejidos blandos se deben al uso excesivo, por lo cual el primer tratamiento puede incluir reposo del área afectada o evitar alguna actividad particular por cierto tiempo. El descanso permite que el área lesionada o inflamada se cure.

Los aparatos ortopédicos permiten que el área en particular descanse hasta que el dolor cese. Las tablillas se usan para ayudar al codo de tenista, la tendinitis DeQuervain, la tendinitis aquiliana y el síndrome del túnel carpiano. Estos artefactos no deben usarse indefinidamente porque pueden resultar en movimiento y fuerza limitados. Pregúnte a su médico por cuánto tiempo y qué tan seguido debe llevar estos aparatos.

Frío

Las compresas frías pueden ayudarle a reducir la inflamación inicial y el dolor en condiciones agudas (severas pero de corta duración). La terapia fría es generalmente más efectiva durante las primeras 48 horas después de iniciada la inflamación. Los lineamientos para la terapia de frío son las siguientes:

  • Use un paquete frío, una bolsa con hielo o incluso una bolsa de verduras congeladas.
  • Envuelva el paquete en una toalla si el frío le causa dolor.
  • Ponga el paquete sobre el área afectada por 20 minutos, tres o cuatro veces al día.
  • Frote un cubo de hielo sobre áreas adoloridas más pequeñas por menos tiempo.

Calor

Después de 48 horas de dolor crónico (a largo plazo), puede que el calor, seco o húmedo, le sea más benéfico que las compresas frías. Siga los siguientes consejos:

  • Utilice un paquete caliente, una bolsa caliente o una toalla calentada en el microondas (asegúrese de que no esté tan caliente como para causarle quemaduras).
  • Coloque un paquete caliente sobre el área sensible de 15-20 minutos, tres o cuatro veces al día.
  • Jamás use cremas analgésicas o ungüentos con las bolsas calientes porque la combinación puede quemarle la piel seriamente.
  • Dése un baño o una ducha caliente.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Cuidar alimentación y evitar Stress para evadir la gripe

Dado que nuestra alimentación puede ser la clave para mantenernos sanos es importante que …