PREOCUPANTE SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES

DE JURAMENTO HIPOCRÁTICO A JURAMENTO HIPÓCRITA

69

CIUDAD DEL ESTE (Realidad Fatídica, por Redacción) Un joven antes de expirar deja pruebas incuestionables de la falta de diligencia de los profesionales de blanco. Circula en redes sociales el mensaje que escribió el joven Pedrojuanino Julio César a su esposa Diana antes de fallecer por Covid- 19. De esta forma expuso su mensaje, que así lo trataron en el hospital regional de Pedro Juan Caballero.

Ayer miércoles 2 de septiembre, en el hospital regional de Pedro Juan Caballero, viví lo peor de mi vida, estuve al borde de la muerte estoy internado por Covid 19 (Corona Virus). A las 21:00 hs  terminó mi suero, hice una señal por la cámara del cuarto del hospital que estaba allí para avisar si necesitaba algo y nada, no venía nadie.

Se pasaron las 22:00 hs y nadie aparecía, yo con la esperanza que enseguida iba hacer su recorrido porque escuché que hablaban, ya habían sido las 23:00 hs y nadie, entonces dije a Dios ¡Que sea lo que tu quieras!, intente dormir entre las dos a tres horas, dormí, pero dormí profundo y sentí la presencia de dos personas en el cuarto, una mujer y un hombre estaban manipulando mi oxígeno porque el hombre le decía a la mujer ¡Tranquila, que yo arreglaré esto!.

Y la mujer en la pie de cama preocupada, y el hombre le decía ¡tranquila, tranquila!… y luego desperté, a las 04:00 hs de la mañana, la primera cosa que hice miré mi suero y mi oxígeno y nada.

Estaba todavía, como siempre ahí me levanté apenas porque me faltaba aire, habría la puerta y grité.

Afuera suerte que me escuchó una licenciada que me dijo con voz de recién despertada, ya voy, después de una hora vino, y sus palabras fueron esta: ¿Todo bien, acá no falta nada?, -Mi oxígeno- le dije, -Revisarme mi saturación (respiración) esta en 70 y lo normal debe ser 95 y si es con oxígeno con más razón tiene que estar normal-, midió mi temperatura, mi presión, cambio mi suero y se fue.

Ahí otra vez empezó el calvario no se normalizaba mi respiración, desde ahí nadie más entro hasta las 08:00 hs de la mañana.

El Dr. que me atendía me dijo algunas palabras no muy esperanzadora luego se  otra vez y las 13:00 hs recién entró un licenciado que me ayudó bastante durante mi estadía en ese lugar me normalizó mi respiración, y mi familia tuvo la decisión de sacarme de ese lugar para una asistencia mejor.

Es evidente que los pacientes con covid 19 no mueren de esta enfermedad, sino por falta de atención de parte de los “profesionales”, una frase que se aplica a este caso dice: “El médico competente, antes de dar una medicina a su paciente, se familiariza no sólo con la enfermedad que desea curar, sino también con los hábitos y la constitución del enfermo”. (Marco Tulio Cicerón)

comentario

comentario

Mira además

BEBÉ EN CAMINO

CIUDAD DEL ESTE (Realidad Fatídica, por Zunigon) Cuando una mujer descubre que va ser madr…