EL DESCENSO DEL RÍO PARAGUAY TRAJO CONSIGO RECUERDOS

EL PIÑÓN DE PIQUETE CUE

25

CIUDAD DEL ESTE (Reseña Histórica, por Magenta López) En estos días fue noticia el Peñón de Piquete Cue debido a la situación del río Paraguay, entonces en varios medios comenzaron a repetir mitos y barbaridades sobre los motivos de su construcción. Y por esta razón han salido a defender el honor del Capitán Lázaro Aranda lo que saben la historia real e incluso una descendiente del protagonista de esta historia.

Primero hablemos de su creador, el capitán Lázaro Aranda. Nacido en Capiatá, en diciembre de 1873. Desde los 13 años trabajó en barcos, haciendo todo tipo de trabajos, lo que le dio un conocimiento acabado del río Paraguay. En 1904, regresó al Paraguay a bordo del buque revolucionario “Sajonia” y fue protagonista del ascenso del Partido Liberal ese año. Terminada la revolución, se instaló en una pequeña hacienda que adquirió en Limpio, donde se dedicó a la agricultura y ganadería. Pero su vida estaba en el río. Rápido volvió a los buques, desde baqueano hasta capitán. Aunque llegó a conocer la riqueza, pues había alcanzado fortuna al formar parte de una sociedad naviera, prefirió seguir en el río navegando los buques de la empresa. Movido por la aventura, y buscando nuevas rutas fluviales, navegó por el río Aquidabán y llegó hasta territorios olvidados. En aquellos lejanos parajes encontró a muchas familias de compatriotas que sobrevivían en medio de la indigencia, con sus hijos sin escuelas ni asistencia médica y, muchos de ellos, inscriptos como brasileños. A su regreso, don Lázaro gestionó ante las autoridades para que dependencias del gobierno asistieran a aquellos compatriotas, además de solicitar tierras fiscales para establecer una colonia. Así, el 24 de agosto de 1924, Aranda fundó una colonia y trasladó a aquellas familias, a las que -de su propio bolsillo- proveyó de viviendas, víveres, arados y bueyes. Mandó construir una escuela, capilla, local policial y dispensario médico. No solo eso; además costeó el sueldo de los funcionarios y el de la visita quincenal de un sacerdote para el auxilio espiritual de los colonos. Así nació San Lázaro, donde hoy se encuentra Vallemí, en el departamento de Concepción. Ahí descubrió los ricos yacimientos de mármoles en la zona. Con el inicio de la contienda chaqueña, se encargó de movilizar a 200 hombres del distrito para que vayan al frente.

Ahora vamos a la historia del “Castillo”. Durante la Guerra del Chaco, como una manera de facilitar el tráfico nocturno en las aguas del río Paraguay, Aranda encaró por cuenta propia la construcción del castillete que cubre el peñón que emerge del río a la altura de Piquete Cué al que se le dotó de un mástil en cuyo extremo se instaló una baliza para advertir a los navegantes –en las noches sin luna– de la peligrosidad del lugar y así evitar algún accidente. En pocas palabras, hacía de faro.

El castillo debió estar rematado con una estatua dedicada al teniente Andrés Herrero, héroe de la Marina paraguaya, muerto durante la Guerra de la Triple Alianza. La construcción del castillo, que duró más de 10 años, fue hecha a base de cemento. Consta de una salita, una pieza de baño y cocina. Unas escalerillas en forma de caracol conducen a una plataforma con barandilla, que forman un mirador. Cuenta con instalaciones para luz eléctrica y enchufes.

El acceso se da desde Piquete Cue, donde varios canoeros o dueños de otro tipo de embarcaciones hacen el paso a un costo de 10.000 guaraníes.

Don Lázaro Aranda falleció en Asunción, el 25 de noviembre de 1945, en la pobreza, (perdió toda su fortuna en malas inversiones, trató de impulsar proyectos para impulsar la explotación de mármol en Vallemí. No lo logró…) pero rodeado de la gratitud de la ciudadanía, especialmente la norteña. No merece ser recordado con mitos. Prestó demasiados servicios a la patria.

La Nieta de Lazaro Aranda, Yvonne Aranda Herken agregó a este relato lo siguiente:

Lo que molesta a la familia las mentiras del hijo leproso. Y las fabulas que inventan .

El peñón fue construido en el año 1930 le llamaban “Lobo Del Río” porque conocía los caudales de los ríos las localizaciones de las piedras y los bancos de arena.

Fundo la colonia San Lázaro en el norte del país el 25 de agosto de 1924. Hay una estatua en la plaza, sus restos fueron llevado el 15 de Agosto 2011.

comentario

comentario

Mira además

TRACTOR DE LA MUNI ARROJA DIARIAMENTE BASURAS EN EL CEMENTERIO

SANTA ROSA DEL AGUARAY (Enviado Especial)  Denuncian en redes sociales que todos los días …