Aprende a evitar que el riñón sufra daños por culpa de la Diabetes

0

CUIDADOS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA PARA CUIDAR LOS RIÑONES

La diabetes es una enfermedad de la cual cada día escuchamos más. Según la OMS en el 2014 el 8,5% de la población mundial tenía diabetes, para hoy se espera que las cifras sean muchísimo más altas.

La diabetes es una enfermedad en la cual la insulina no es secretada por el páncreas o que no está cumpliendo con su función reguladora de los niveles de azúcar. Esta falla en su función causa altos niveles de azúcar en la sangre, lo cual tiene un efecto perjudicial en varios órganos y en especial en los vasos y los nervios.

En esta ocasión hablaremos de los efectos que tiene sobre el riñón. Una de las consecuencias de la diabetes mal controlada es llevarnos a una insuficiencia renal, en la cual el riñón deja de servir y nos volvemos dependientes de las diálisis para reemplazar las tareas del riñón.

El primer síntoma que nos dice que los riñones están pasando por un estrés mayor para el cual están preparados es la glucosuria, o presencia de glucosa en la orina. En condiciones normales esto no debería pasar, lo que significa que el riñón está dejando pasar sustancias que por lo general permanecen en el cuerpo. Por lo tanto, la siguiente alarma de daño es la presencia de proteínas en la orina, o proteinuria.

Existe otro enemigo de los riñones: la hipertensión arterial. Aunque no siempre aquellos con diabetes tiene hipertensión; la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes a menudo van de la mano gracias a un estilo de vida sedentario y una mala dieta.

¿Qué podemos hacer para cuidar los riñones?

Mantenga los niveles de azúcar en las metas que tienen con su médico. Como mencionamos anteriormente, la gravedad de la diabetes es el mal control de los niveles de azúcar. Si ya tiene diabetes y tiene un adecuado control no debería representar ningún problema.

Mantenga un adecuado control de la presión arterial. Esto incluye hacer ejercicio, mejorar los hábitos alimenticios y seguir las recomendaciones de su médico. Evite el uso de medicamentos como los analgésicos. El uso sin prescripción médica de algunos medicamentos es perjudicial para los riñones.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Una lección de cómo tratar a las mujeres en su periodo

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Una mañana Ramón notó, al bañarse, que…