Blindaje de parlamentarios para delinquir a tuti plé

3

ES HORA DE PONER LA DIGNIDAD EN LAS URNAS

CIUDAD DEL ESTE (politiquería, por Carlos Roa) El pasado 15 de marzo, los congresistas dieron otro manotazo en perjuicio del pueblo, al aprobar una nueva ley de autoblindaje, que en la práctica hace imposible que los mismos puedan ser investigados o imputados por la justicia, ni tampoco desaforados por sus propios colegas. Con esto, se convierten aún más en ciudadanos de primera, ya que mientras el pueblo debe someterse a las leyes, ellos se ponen por encima de la legislación, como si fuesen semidioses. Ante esta nueva afrenta al pueblo paraguayo, existen dos alternativas correctivas que pueden ser empleadas, por un lado, salir a las calles a repudiarlos, y por el otro, el voto consciente el próximo 22 de abril. Pero ojo, votar en blanco no servirá de mucho, ya que luego, los oficialistas colo´o usarán esas papeletas que quedaron en blanco para rellenarlas de acuerdo a su conveniencia. Y mucho menos, dejar de ir a votar, que es otro error gravitante que puede cometerse ese histórico día, en que debemos decir basta al continuismo y elegir personas que amen a su pueblo y como los que están ahora, que tratan al pueblo como basura. También es recomendable llevar bolígrafo propio, ya que hoy en día la tinta invisible de bolígrafos manipulados, podría jugarle una mala pasada a los electores, que si votaron en Antonio, de repente sale que eligieron a Roberto, debido a que marcaron con la tinta invisible, que aparece solo por unos minutos y después desaparece como por arte de magia.

Y estas son conjeturas a ser tenidas en cuenta en el día de las elecciones, para evitar que estos delincuentes parlamentarios puedan realmente blindarse y perpetuarse en el poder, ya que al final así como están las cosas, tienen carta blanca para corromperse, pues con esta ley del autoblindaje, serán intocables.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Consejos para cuidar y evitar tragedias con los hijos menores

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Te proporcionamos una lista de consejo…