CON MODESTO INGRESO, AGENTE DE LA SENAD AUMENTÓ 700% SU PATRIMONIO

97

NACIONALES (Enviado especial) Carlos Chamorro Portillo, investigador de la Unidad de Inteligencia Sensible (SIU), dependencia involucrada en el operativo antinarco A Ultranza Py, cuyas pesquisas estuvieron minadas de filtraciones, es un “mago de las finanzas”. Junto con su cónyuge se ubicaron en la secretaría antinarcóticos y de la nada, con ingresos líquidos que hasta julio del 2022 no llegaban a los G. 7 millones, estrenan vehículo de altísima gama, además de importantes propiedades, algunas sin aparecer en sus declaraciones juradas de bienes.

Los últimos 4 años, incluido este 2022, fueron dorados, hasta se pueden apreciar “de oro” para el agente de inteligencia de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) Carlos Francisco Chamorro Portillo y su esposa, también funcionaria de la misma institución, asignados a la Unidad de Investigación Sensitiva, muy conocida como SIU, responsable del trabajo de inteligencia en el caso A Ultranza Py.

Chamorro y su esposa Natalia Berenicce Bareiro, funcionarios de la Senad asignados al SIU, son de modesto origen y en 7 años en la Senad pasaron a los lujos.

El agente de inteligencia Chamorro es considerado mimado del director del SIU/Senad, Daniel Fernández; además, es uno de los principales analistas e investigadores del operativo A Ultranza Py, que sufrió varias filtraciones de datos importantes a los propios capos narco indagados como aquella alerta que recibió el supuesto narcopiloto Gilberto Sandoval, cuyo nombre figura en el informe de A Ultranza Py y que gracias al “aviso” suspendió el aterrizaje con cargamento de cocaína en el Chaco en marzo del 2021.

En el caso de Chamorro, ingresó a fines del 2015 a la función pública con un activo de G. 65 millones, mientras que la mujer declaró cero activos en sus inicios como empleada estatal, también a finales del 2015, y el máximo bien que consignó al entrar a la Senad fue un teléfono celular de G. 200 mil que en ese momento pagaba a cuotas.

De esta humilde condición, con ingresos líquidos de entre G. 4,8 millones y G. 6,8 millones que percibían en los últimos 4 años, hasta julio pasado, según constan en los extractos salariales del Ministerio de Hacienda, la pareja pasó a registrar bienes por G. 518 millones. Esta cifra equivale a un incremento patrimonial de 700% en relación con los consignados en la primera declaración jurada de ambos.

Es importante destacar que el nombre del agente de inteligencia y el de su señora no figuran en el portal de Transparencia de la Senad, tampoco en la nómina de funcionarios publicada por la Secretaría de la Función Pública, según alegan, por ser información reservada. Nuestro medio accedió a los extractos salariales del Ministerio de Hacienda.

Un dato más que relevante es que este exponencial crecimiento patrimonial de 700% del agente de inteligencia de la Senad y su pareja se dio en el tiempo récord de 4 años, entre el 2019 y el 2022, precisamente cuando se iniciaban las grandes investigaciones al crimen organizado desde la unidad SIU, principalmente tras huellas del supuesto esquema narco liderado por el uruguayo Sebastián Marset.

Chamorro y su esposa Berenicce compraron hace unos meses una lujosa camioneta, según Registros del Automotor es modelo 2023, que en el mercado el costo oscila por lo bajo entre los US$ 60 mil y US$ 65 mil, en moneda local son G. 461 millones, monto que supera todos los ingresos que percibió el funcionario en el Estado paraguayo.

En la última declaración jurada de Chamorro, correspondiente al 2022, aparece una remuneración actual de G. 10,8 millones, y la de su cónyuge, de G. 11,7 millones; sin embargo, con los descuentos que figuran en su historial salarial se observa que el primero percibe un salario neto de G. 7,9 millones y la mujer G. 9 millones. Con estos ingresos hacen maravillas y estrenan camioneta que supera ampliamente todo lo percibido en los 7 años en la función pública.

La camioneta figura en la declaración jurada tanto del marido como de la mujer y cada uno consignó una compra de G. 280.882.800 como valor del bien. Si la manifestación patrimonial reduce el precio de un vehículo de alta gama a este valor de G. 280 millones, la cotización declarada está totalmente subvalorada.

Además de esta lujosa adquisición, también en el 2019 la pareja declaró una propiedad de G. 210 millones en la ciudad de Ypané, cuando el ingreso líquido de ese año del agente apenas fue de G. 63,4 millones, y el de la señora, G. 71,2 millones. Ni si dejaran de comer durante todo el año, ni las cuotas crediticias asumibles con el sueldo de G. 4,8 millones que percibían en ese momento cierran para la inversión a esta escala.

Nuestro equipo ubicó la propiedad en Ypané totalmente alambrada con una casa dotada con circuito cerrado en un predio que, según catastro, mide 2.500 m2; es decir, el inmueble abarca el equivalente a 7 terrenos con superficie estándar de 360 m2.

La pareja se escuda en dos préstamos de un total de G. 294 millones, monto que apenas cubre la mitad del valor del mercado que tiene la camioneta en la que se desplazan. Nuestro equipo también captó imágenes del agente de inteligencia Chamorro en su camioneta del año a quien, por cierto, se lo ve con una rutina diaria muy relajante, que inicia con unas horas de ejercicios, corridas por la manzana entre las 7:00 y las 8:00, dejando entrever que además de las lujosas compras, el funcionario de la Senad tiene un envidiable pasar.

 

comentario

comentario

Mira además

INCAUTAN 110 KILOS DE CARNE EN CONCEPCIÓN

CONCEPCIÓN (Enviado Especial) Agentes de la comisaría 10ª Bº Inmaculada realizaron un proc…