El comienzo del fin del clan ZI

14

TAPA TN

IMPERIO DE LOS ZACARIAS EMPIEZA A RESQUEBRAJARSE

Comienza el periplo de la derrota del clan Zacarías, un grupo de gentuzas que vienen libando las dádivas del poder a través de facturas truchas, facturas sobrefacturadas, usurpación, falta de acceso a la información pública, robo de dinero, coima feroz, loteamiento fraudulento de plazas, venta de calles y espacios para edificios públicos, negociados en la venta de casillas, pedido de coimas a mesiteros, despilfarro del dinero de la muni para la propaganda de medios, tráfico de influencias, blindaje judicial y fiscal para robar dinero del pueblo, falsificación de resoluciones, tragada de dinero, concesión y venta fraudulenta del predio de 9 Has a extranjeros, desaparición de dinero y no rendición de cuentas, retención ilegal del dinero para los bomberos, apropiación de dinero destinado a construcción de obras, bolsitas de oro y un sinfín de negociados a empresarios extranjeros que pululan el cono urbano de CDE y que gracias a un operativo mafioso, éstos se enriquecieron, así como también sus acólitos, empleando un sistema autoritario y dictatorial, donde se hace lo que ellos quieren y como quieren y cuando quieren.

Y en caso de refutarlos, una de las palabras más cómodas para la actual lord de CDE, Sandra McLeod, es llamar al pueblo de gentuzas, como si fuese que ella es la madre Teresa de Calcutta, ya que no se da cuenta que tiene ínfulas de megalómana por su tragedia mental de esa egocentría que viene acumulando de los tiempos de pobreza y que hoy pueda gastar como quiere un dinero que no es suyo para beneficio propio y de su marido, el puntín del Este. Y así como dicen algunos paisanos, es hora que la impunidad en nuestro país tenga su fin y esperemos que sea el comienza del fin del clan ZI, y como dice la tapa de TN, un medio incondicional al clan en tiempos otroras, con una llamada de tapa “Fuera Sandra”.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Una lección de cómo tratar a las mujeres en su periodo

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Una mañana Ramón notó, al bañarse, que…