El mer-cotraste del Sur.

2

COPACOEn la era de la tecnología estamos cortados en los cuatro puntos cardinales en Paraguay, en materia telefónicas o contactos al exterior a través del espectro radio aéreo que según a ciencias ciertas el que tiene que manejar a disposición es el Estado y este caso COPACO. Lo más tétrico en este resumen es cuando un ciudadano paraguayo pasa a Foz de Yguazú con un teléfono celular en mano, ya sea Tigo o Personal, al llegar a mitad del Puente de la Amistad escucha una señal que dice “Track”.

Ese barullito que uno audiza es el corte provocado por el hermano país que además es compañero de la mayor hermano de la mayor hidroeléctrica de Itaipú y de japa somos colegas del MERCOSUR. Esto demuestra a ciencia cierta lo que antiguamente eran conocidos como los escribas fariseos, donde decían una cosa y escribían otra.

Sin embargo, en el polo-centro de Ciudad del Este, existen muchos puntos de cargas de saldo para líneas brasileñas, también existen millares casas comerciales con líneas brasileñas, lo que significa una invasión a la soberanía del radio – espectro de nuestro país, pero ellos utilizan el mamotreto “somos del Mercosur”, y nosotros que vivimos en Paraguay cuando escuchamos el “Track”, qué somos? Y simple compañero lector, somos el mer-cotraste del Sur.

Existen centenares de líneas telefónicas brasileñas que en forma totalmente irregular están funcionando en el lado paraguayo, sin que las autoridades de la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (COPACO), tomen carta en el asunto. Sin embargo el vecino país es bastantes estricto en ese sentido, pues apenas se llega en las tierras extranjeras las líneas telefónicas paraguayas se cortan automáticamente.

En tanto que los brasileños o u otras personas que se hacen llamar brasileños apenas pisa el territorio paraguayo automáticamente continúan utilizando tranquilamente sus respectivos artefactos.

Otro punto tiene que ver con las casas comerciales, desde el shopping más grande hasta el comerciante más pequeño, posee por lo menos una línea brasileña y abiertamente anuncian sus respectivos números sin que las autoridades de la Copaco intervengan en el tema.

Con el funcionamiento de estas líneas telefónicas clandestinas, la Copaco está perdiendo fuertes sumas de dinero ya que los comerciantes, en su gran mayoría brasileños, están realizando llamadas desde el Paraguay a Río de Janeiro, San Pablo y otras ciudades brasileñas como si fueran llamadas nacionales del Brasil.

En varias partes de la línea internacional se puede ver que las líneas telefónicas del Brasil bajan los cables en un poste para luego introducirlas al lado paraguayo vía subterránea. (PRIMERA PARTE….)

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¡¡¡NO TENGAN MIEDO A LA JERINGA!!!

¡¡¡Caros compatriotas: vacúnense!!! Esta es una recomendación para todas las edades, ya qu…