UNA REFLEXIÓN SOBRE EL RESPETO Y LA TOLERANCIA

13

El respeto al semejante y porqué es

tan importante respetar a los demás

CIUDAD DEL ESTE (tendencias, por Carlos Roa) es penoso ver hoy día los valores pisoteados por jóvenes ególatras (admiración excesiva hacia la propia persona) y megalómanas (Que se comporta como si tuviera una posición social y económica muy superiores a las demás). Lo caratulamos de esta manera, porque en 1900 y años atrás había un respeto absoluto y una educación severa, principalmente en lo social. Que cuando una ancianita embarcaba en un colectivo o una mujer gestante automáticamente, ya sea el caballero o el muchachito se levanta y cede el asiento a esa persona. Inclusive el caballero y hasta las damas, depende de la cuestión.

 

Hoy día ese enchufe en el cerebelo de los seres humanos modificó totalmente, dejando completamente turulatos a los humanoides. Hoy se ve una señora atajándose apenas por un ribete del colectivo o tren, mientras tanto el chetogólatra sentado, chiflando o pensando en qué posición la va a poner. En filas de hospitales, en cualquier lugar que había espera, siempre se cedía a las abuelitas dar un paso adelante, ya que ésta tiene cargado las alforjas la edad, el esfuerzo y el trabajo. Y ya son cansativos para ponerse en pie todavía, pero los yeyapolos metiches y mal enseñados no están ni ahí. Que pena, que estas tradiciones y culturas dejen de lado el buen comportamiento con los semejantes. Y esto es gracias a la deshumanización de no saber operar la tecnología. Ai ai ai, 1811, respetábamos y nos respetaban. No hacía falta presentar certificado de trabajo, título de propiedad ni ser funcionario público o tener IPS para que te den un préstamo.

 

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Una lección de cómo tratar a las mujeres en su periodo

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Una mañana Ramón notó, al bañarse, que…