DENUNCIAN NEGLIGENCIA MÉDICA

INGRESÓ POR UN SUSU’A Y LO DEVOLVIERON EN UNA BOLSA MORTUORIA

42

 

SAN PEDRO (Enviado especial) Un joven de la zona de Villa del Rosario San Pedro, identificado como Gustavo Daniel Valdovinos de 25 años de edad falleció el pasado 5 de enero en el hospital básico de Gral Aquino. Según familiares el joven fue internado en el centro asistencial el día miércoles 4 de enero, al día siguiente un médico le practicó una cirugía y durante el mismo falleció. Otro lamentable caso de presunta negligencia médica pues la respuesta de los profesionales fue que el joven murió desangrado.

El joven tenía un corte debajo del brazo derecho o en la axila hace un mes atrás producida por un objeto punzante y en los últimos días se presentaba como una hematoma con una fuerte dolencia y parecía ser un forúnculo el famoso susu’a, por tal circunstancia llegaron al centro asistencial donde quedo internado y al día siguiente fue sometido a lo que pareciera ser una pequeña cirugía pero se complicó.

La mamá de la víctima refiere que los galenos le dijeron que no aguantó la cirugía y que falleció desangrado. La familia refiere que en un momento les dijeron que el paciente sería derivado a la capital por lo complicado que era su caso, pero finalmente le practicaron la cirugía, aparentemente perforaron una arteria y no pudieron controlar la hemorragia.

En el certificado de defunción figura que el hombre falleció por un shock hipovolémico. La herida fue tapada por algunas gasas y entregaron el cuerpo a los familiares en una bolsa mortuoria.

Carolina Cardozo Benítez madre del joven fallecido solicita el acompañamiento y apoyo de la ciudadanía para presionar a las autoridades a fin de que se esclarezca. La familia refiere que ellos son de escasos recursos y que el joven fallecido era el único sostén de la familia tras la muerte de su padre, por ahora quedan varios niños huérfanos

 

comentario

comentario

Mira además

CAMIONES MUDANZA CON FONDO FALSO TRAFICAN PABILOS FUMATELLICOS

CIUDAD DEL ESTE (Contrabando, por Carlos Roa) Realmente sorprendente las imaginaciones de …