LA HISTORIA DE MERY Y MARIO

La falta de disciplina en los jóvenes puede derivar en tragedias fatales

8

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Este material cuenta una realidad fatídica en nuestro país, que ocurre debido a la falta de disciplina de los jóvenes, que no son inculcados desde temprana edad y no respetan  sus padres. Además tenemos una justicia populista hecha por parlamentarios que no saben ni siquiera lo que comen pero se creen grandes magísteres para dictar leyes que después nadie cumple.

La historia comienza así: «Mery se puso una minifalda y una blusita escotada, se echó mucho maquillaje y se dispuso a salir aquella noche. -¿Para dónde vas hija con quién te vas a ver? – preguntó su madre. -No tengo porqué decirte, es MI PROBLEMA – respondió la adolescente.

Unos días después Mery quedó embarazada y su novio se fue sin responder por el bebé, así que «el problema » de Mery se convirtió en el problema de sus padres que tuvieron que sacar dinero para los gastos del parto, para la leche y los pañales del niño. Lógicamente en Paraguay no existe ningún tipo de subsidio para madres solteras.

El niño creció sin disciplina porque la chica no admitía que sus padres lo corrigieran, una vez rompió unos vidrios y otro día rompió la nariz de un niño mas pequeño que él, así que «el problema » de Mery se tornó en problema de un vecindario.

En la escuela Mario, como se llamaba su hijo, hacía bullying a otros chicos de su edad, así que «el problema de Mary » se hizo problema también de ellos. El tiempo pasó, Mario dejó la escuela y mantenía con los vagos del vecindario, su abuelo le dijo :

-¿Por qué no te alejas de esos chicos malos Mario?  -Ese es MI PROBLEMA – respondió él.

Luego Mario se hizo adicto a las drogas y también empezó a vender droga y a llevar a otros jóvenes al vicio; así que «el problema » de Mery y «el problema » de Mario se hizo el problema de esos muchachos, de sus padres y de toda aquella comunidad.

Mario se involucró con una chica y la embarazó, después de unos meses de mala convivencia y maltratos la abandonó, así que «el problema » de Mery y «el problema » de Mario se convirtieron en el problema de la joven embarazada y su familia.

Luego Mario empezó a robar y fue detenido por la policía, su madre lo visitaba en la cárcel y lloraba porque el chico se ha había salido de las manos. Meses después salió de prisión y volvió a delinquir, esta vez entró a un banco con varios chicos más, hirieron a los vigilantes y tomaron como rehenes a toda la gente que estaba allí. «El problema » de Mery y «el problema» de Mario se hicieron el problema de los vigilantes heridos y de los niños, jóvenes y adultos que estaban retenidos allí.

La policía llegó y en un cruce de disparos Mario mató a un policía y quedaron heridos algunos rehenes del lugar. «El problema de Mery » y «el problema de Mario » se hicieron el problema de la familia del agente muerto, de toda la institución, de las personas heridas y de la ciudad entera que se escandalizaba con lo que estaba ocurriendo.

Llegaron los refuerzos policiales abrieron fuego contra los delincuentes, Mario quedó tendido en el piso junto con sus compañeros, todos estaban muertos. Así Mario murió junto con «su problema » y al otro día en el diario local salió la noticia de que «EL PROBLEMA » de Mery había sido abatido por las autoridades. Mery lloró lágrimas de sangre y sus abuelos lamentaron lo ocurrido.

Muchas familias quedaron afectadas, una más quedó de luto y muchos daños fueron hechos en todo el tiempo en que «El problema» de Mery tomó decisiones que afectaron a los demás.  Así que cada vez que al hacer o al dejar de hacer algo pienses que sólo es «tu problema», recuerda que no estás solo en este mundo. Puedes conducir embriagado pero si te accidentas dañarás a alguien más, puedes gastar tu dinero en apuestas pero tus hijos sufrirán las consecuencias porque no les llevarás el sustento. Puedes vivir tu sexualidad irresponsablemente pero seguramente perjudicarás a otros… En fin, recuerda que tus decisiones traen consecuencias para ti y para aquellos que te rodean». Y en Paraguay gracias a Mery y otros como Mario esta situación es por la falta de disciplina, que deriva al encarar al padre o la padre sobre lo que ellos tratan de proponer a sus hijos para que sean buenas personas y conniventes con gente trabajadora, honesta, responsable y otras tesituras. Y porqué no también aplicar un correctivo en casos extremos cuando los hijos dicen “mamá papá” no es tu problema. Entonces de quién es, siendo menores.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Cuidar alimentación y evitar Stress para evadir la gripe

Dado que nuestra alimentación puede ser la clave para mantenernos sanos es importante que …