LA SINVERGUENZÍA DE UN EXJUEZ AHORA CANDIDATO A DIPUTADO

39

Título para candidatura:

ser sinvergüenza

CIUDAD DEL ESTE (Judiciales, por Carlos Roa) Refrescando la memoria» de los compatriotas paraguayos, en el país y el mundo, encontramos en los archivos el dilema que nos da posibilidad a llamar al Paraguay un país de bulebú con soda. Es extraordinario como personas de mala reputación, en la mayoría hoy son candidatos para algún cargo electivo. En este caso vamos a hablar de un personaje, que mucho tiempo deambuló entre la sinverguenzía y la deshonestidad en Ciudad del Este, el tétrico nefasto cretino y embustero Manuel Trinidad, hoy candidato a la Diputación por el partido PLRA. Pero recordemos una de sus hazañas, el día 6 de noviembre del año 2013, donde se incautó en la cabecera del puente de la Amistad, un ómnibus de pasajeros con destino a Río de Janeiro con supuestos invitados especiales, para conocer el pan de azúcar. Entre ellos el protagonista principal de este narco tour en estado salomónico, ya que el pasaje era gratis, los servicios a bordo con estadía paga por tres días, Ipanema a sus pies, en fin, quién dice que no podrían hasta cachaquear en el sambódromo. Pero el narcotour ya estaba en marcha, y fue cuando un can, el mejor amigo del hombre, olfateó algo raro en el Puente de la Amistad, en la aduana lado brasileño. El perro adiestrado lo mira a su compañero, el policía y le dice, aquí hay algo raro. Y como ya se entienden de mirada, hicieron un control exhaustivo ¿y cual fue la sorpresa? El tour del papá de Larissa estaba llevando abonos, pero para los faloperos, conocido como macoña o marihuana en Paraguay.

Entre tejes y manejes se devolvió al Paraguay el bus y allí aparece este célebre sin – vergüenza, le regaló como depositario judicial a Alcides Ramón Salcedo, presidente de seccional del clan ZI. El transportador de 1500 kilos del abono fumatérico hoy no se sabe qué itinerario tiene, mbyky se volvió un ómnibus de Sol del Paraguay. Este letrado sin – vergüenza, para ajustar más su poderío, se casó con una fiscal, Natalia Montanía, que tiene muchos puntos negros como los Dálmatas y posiblemente estos se están preparando para hacer la próxima película de Bonnie and Clyde versión esteña. ¿Qué país es este? ¿Del bulebú con soda, del peicha peichante o vai vaínte? Y están algunos que se candidatan hoy para el tal blindaje, porque si todo funcionase bien, en el palacio de Astrea, estos hace rato estarían rompiendo piedras en tacumbú para arreglar las calles de Ciudad del Este y el país o por lo menos empedrarlo, ya que en su mayoría es enripiada o con pintura de asfalto. Y después dicen el asfalto millonario que se gastó todos los bonos soberanos convertidos en edificios, yates, aviones, fábricas de empanadas, periódicos y hoteles. Hasta para meter gol hay, claro no es pelota, pero es un repollo.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…