Las concuñas de la corrupción paraguaya

5

MUJERES EN LA POLITICA TAMPOCO ES SINONIMO DE HONESTIDAD

FOTO: Cristina Villalba, la veterinaria marrullera.
FOTO: Perla de Vázquez, la gran sin – vergüenza.
FOTO: Zulma Gómez, la prebendaria chovy.
FOTO: Blanca Fonseca, la de las tuneadas.

CIUDAD DEL ESTE (Politiquería féminas, por Carlos Roa) En la historia de la creación del ser humano las primeras imágenes que se podían ver eran de un hombre con un palo al hombro y con la derecha tomando del pelo y arrastrando a su compañera mujer o concubina, mostrando de esta manera quién era el que mandaba en aquel entonces. Luego vinieron los romanos, donde todas las autoridades eran hombres, ya sea emperadores, senadores y pretores, entre otros, y después de mucho tiempo, allá por el año 1886 vino la emancipación femenina y le dieron su primer derecho, que sería el sufragio. Y de ahí la mujer entró en la política, y fue una mexicana, Griselda Alvarez, quien incluso consiguió los votos necesarios para ser gobernadora del estado de Colima. Y de ahí en adelante comenzó el periplo de las intenciones femeninas de demostrar que no solamente sirven para la cocina, ni mucho menos para la kamasutra.

 

Este itinerario femenino también llegó a Paraguay pero con una diferencia maquiavélica, porque las concuñas de la corrupción en Paraguay son las actuales politiqueras que operan en los partidos, que se nutren de sinverguenzía para obtener riquezas gracias a la borriquecidad de los ciudadanos paraguayos hasta hoy día. Y haremos un desfile de las cuñas del mal, Cristina Villalba (ANR), Blanca Duarte Frutos (ANR), Mirta Gusinky (ANR), Perla de Vázquez (ANR) Lilian Chucky Samaniego (ANR), Blanca de Caballero (ANR), Cinthia “Setragó” (ANR) Ña Malandra Irún (ANR), Zulma Gómez (PLRA) Emilia Afanóo (PLRA) Blanca Fonseca (PLRA), la de los glúteos tuneados, Esperanza Martínez (FG). También existen algunas súbditas concuñas de la corrupción. En el Este una de ellas es la conocida patotera y dicen que le gusta todo tipo de relaciones la tal Aida Molinas (ANR), Perla de Cabral (ANR) y así como éstas en cada departamento seguro hay muchas súbditas que acompañan la corrupción de sus concuñas líderes que se dedican de una y otra manera a empotrarse en la política para explotar al pueblo, tunearse la vida, hacer compras en ciudades como París, visitar playas paradisiacas como punta cana, Cancún, adquirir vehículos de alta gama y todo esto para su beneficio. El pueblo que se meta el dedo en el trasero e inhale, traducido en guaraní emoingé nde kua nderevipe ha ehetúu!!!

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…