Lobo feroz disfrazado de cordero que de un bocanazo se tragó todo

3

HC VINO COMO SALVADOR Y SE ACABÓ DEVORANDO LAS ARCAS DEL ESTADO

CIUDAD DEL ESTE (Judiciales, por Carlos Roa) Justicia inepta, realmente esto parece una historia hecha en Hollywood, donde todos los protagonistas parecían al señor de los anillos, donde tenían poderes para ser superior a los demás, como la capacidad de volverse invisible o ver el futuro, entre otros poderes mágicos. Es lo que nosotros veíamos, principalmente los periodistas, en Ciudad del Este que trabajábamos incesantemente en las sucursales de los periódicos nacionales, algunos locales como semanarios, quincenarios, mensuarios y radios, cuando vino el combo “el rumbo nuevo de HC”. Veíamos que esto sería una modificación del país por ver la cronología existente en la tabacalera, donde éste tenía un 30% de las acciones y desde afuera parecía el pentágono (la sede del FBI de EEUU), donde todo se hace con prolijidad, según dicen.

Entonces fuimos transmitiendo a cada rincón del país de que HC era el dito cuyo, o sea un Sasá Montema, el salvador de la patria, como el personaje de aquella novela de la Rede Globo, donde enseñaba que Sasá era el gran patriota. Y todos fuimos con sed al pote porque tendríamos un presidente que haría bien las cosas y Paraguay haría otra cosa, como era antiguamente algunos personajes que ya pasaron por el Palacio de López y siempre dejaron escombros bajo la alfombra. Pero con este HC todo el mundo pensaba diferente, y no nos remitimos a los tiempos de Tacumbú, donde éste estuvo encarcelado por varios delitos, evasión, lavado de dinero y estafa. Y fue allí donde nos paramos para pensar que éste ciudadano paraguayo Horacio Cartes podría estar disfrazado de cordero mientras su instinto era de lobo angurriento.

Y fue eso lo que ocurrió; este presidente actual cambió toda la genética de la política, en menos de un año ya se convirtió en presidente, porque sabía el botín que había en las arcas del Estado paraguayo. Arcas que hoy están vacías y endeudadas y tal vez ni si fuesen condonadas por Donald Trump, alcanzaría a nivel nuevamente la economía paraguaya. Obras con sobrefacturaciones y negociados, bonos soberanos que fueron a parar en su mayoría en empresas del Alí Babá del tabaco con nombres fantasma o prestanombres y algunos de sus 40 ladrones con empresas nuevas, hasta el emporio de las empanadas, otros con medios periodísticos, compra de inmuebles y ganaderas, empresas de transporte de larga distancia, shoppings para las hijas pero a nombre de la vecina, en síntesis este cordero es realmente el lobo feroz, como en el cuento de Caperucita, donde se comió a todos, relató nuestra fuente, muy cercana al contador de Horacio Cartes, que sería José Ortiz Escauriza.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Consejos para cuidar y evitar tragedias con los hijos menores

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Te proporcionamos una lista de consejo…