Los diferentes gustos en la gama de la sexualidad

187

LA ZOOFILIA, O EL AMOR POR LOS ANIMALES

CIUDAD DEL ESTE (Sexología, por Carlos Roa) Esta vez hablaremos de la zoofilia, lo que significa el hombre manteniendo relaciones sexuales con un animal, ya sea una perra, una cabra, una burra o incluso una gallina. La palabra viene del griego zoon, «animal», y philia, «amor»), también llamada bestialismo, bestialidad o zoosexualidad, es una parafilia que consiste en la realización del acto sexual entre un ser humano y otra especie animal. Las personas que sienten esta afinidad o atracción sexual son conocidas como zoófilos, zoofílicos, zoosexuales o simplemente «zoos».

En la gama de la sexualidad existen varias opciones como por ejemplo el sexo oral, conocido como 69, el sexo anal, más conocido como te rompo el moro, el sexo masoquista, donde el que penetra tiene que golpear, caso contrario la encastrada araña por donde puede, el sexo normal, más conocido como mamá y papá. Otros, el famoso cambio de arco, el que utilizan los homos como así también los pedófilos, que solo les gustan las criaturas, ya sean niños o niñas. De ahí en más vienen las conocidas posiciones que muchos practican para tener un placer mayor de llegar al coito (Acto consistente en la introducción del pene en la vagina), el famoso encastre, donde nada se salva. Es como se suele decir en el nombre vernacular “hapóre”.

En fin este laberinto de chan chan da mucho que pensar por algunos hechos y algunas desviaciones en las cuales la mente divaga de una forma mirabolante para su usufructo sexual de la manera más perversa, algunas y otras hasta se puede decir, pasivas, cuando llegan a la masturbación. Pero más tétrico es cuando un hombre confunde la vagina de una burra por la de una mujer. Pero según los grandes sexólogos, dicen que todo es válido, cada uno con su gusto, he´i kure juru ovesavaekue.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…