Los dimes y diretes de algunos kuña´i con pantalones

19

POR SER RECHAZADOS DENIGRAN A LAS FÉMINAS

CIUDAD DEL ESTE (tendencias, por Carlos Roa) La cronología de la vida. El mundo a cada día trae más una sorpresa, pero que se refiere a humanidad, costumbre, tradiciones, normas y tabúes. En las antípodas en un grupo de jóvenes compañeros ya sea de escuela, colegio o universidades siempre lo tachaban de kuña´i aquel hombre que hablaba mal de las mujeres diciendo que es una PE, una PA o una PU, en fin, regalías verbales que ofrecían aquellos pendejos que no tenían vocación, actitud y determinación para hacer un levante, entonces se pasaban hablando mal o del propio amigo o de las mujeres que no les daban bolilla. Mientras tanto las mujeres fueron creciendo y creciendo, antes había una mujer para 10 hombres, hoy hay diez mujeres para cada hombre.

Y muchos dirán dónde están, principalmente aquellos que tienen entre 40 y 60, que yo no los veo, dicen. Y si les ven, ya solamente las ganas le acuden, que según fuente ni con un guincho pueden levantar al amigo y mucho más todavía si este es más feo que un kururu con corbata, porque las mujeres actuales son beldades de féminas y cada día son más exigentes y le tachan de kuña´i, de puto, mujerín, maricón y otros epítetos a aquellos tipos que se pasan en rondas de terere a vilipendiar a las mujeres.

Esto es costumbre en Paraguay, principalmente aquellos holgazanes que no trabajan, viven bajo la pollera de su mamá pero ya son mayores, y su madre le hace propaganda por los vecinos. Ay ña fulana, ni te cuento mi hijo es tan guapo y tan honesto ai ai ai, ojalá encuentre una buena pareja, que trabaje, sea responsable y sea fiel. Con todas esas cualidades que tiene su hijo creemos que lo único que podrá conseguir es una María Magdalena en tiempos de Jesús.

Los conservadores creen y suscriben que las mujeres hay que tratarlas como se le trata a una flor, con delicadez, esmero y atención porque en realidad los verdaderos hombres no podemos vivir sin ellas, somos semillas de esta humanidad y ellas las huertas donde plantamos y ellas cuidan hasta que crezcan. Por ese motivo deberíamos hacer un mea culpa de todos aquellos que propinan golpizas a sus parejas o aquellos másculos que ven su vecino soqueando a su concu sin hacer nada. Es hora que le demos los derechos por derecho a las mujeres, son seres humanos como todos. La diferencia que los hombres tienen larguito y las mujeres cortita y con huequito. Que sabrosón!

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…