Los hirudíneas del Paraguay

60

sanguijuelas

Los hirudíneos (Hirudinea) son una clase del filo anélidos, conocidos popularmente como sanguijuelas. Hay hirudíneos marinos, terrestres y arborícolas, pero la gran mayoría de especies son de agua dulce. Su desarrollada elasticidad y flexibilidad es sorprendente. Su longevidad media es de 27 años, y hasta más. Es capaz de tragarse entera una lombriz tan larga como él. Algunas tienen tres mandíbulas, ausentes en los otros grupos. Respira por la piel y tiene dos corazones. Se adhieren a su víctima y permanecen allí. La sanguijuela medicinal, Hirudo medicinalis, que es originaria de Europa, ha sido usada para la sangría clínica durante miles de años. La sanguijuela no es solo un parásito que se alimenta de sangre de aspecto repulsivo, también es un animal singular: tiene cinco pares de ojos, 300 dientes y, más asombroso aún, tiene un cerebro compuesto por 34 ganglios (grupos de neuronas). La razón de esto es que la sanguijuela se halla dividida (sea de la especie que sea) en 34 segmentos, teniendo cada segmento un ganglio que actúa como centro nervioso, de allí que se hable de “34 cerebros” en la sanguijuela. Pero, pese a sus “34 cerebros”, la sanguijuela no es muy inteligente en relación a su tamaño, ya que ciertamente tiene el escaso número de 15000 neuronas, cuando una abeja en promedio tiene 95000.

Los políticos en Paraguay tienen algo parecido con la sanguijuela, ya que esta tiene 32 cerebros, el político paraguayo la mitad nomás funciona de su cerebro, la sanguijuela tiene dos corazones, el político paraguayo no tiene corazón para los pobres, la sanguijuela tiene 300 dientes, pero no es tan voraz, el político paraguayo tiene 32 dientes pero come todo lo que encuentra prójimo sufragante, la sanguijuela tiene 5 pares de ojos, y una visión de pez, el político paraguayo tiene dos ojos, pero una visión de mula, mira donde quiere nada más, la sanguijuela tiene 3 mandibulas, el político paraguayo tiene una mandíbula pero come Fonacide, come royalties, come bonos soberanos, y eructa cinismo y desprecio por los más pobres. Un raro comparendo, este animalito tiene muchas cosas, pero para algo sirve, el politiquero paraguayo también tiene muchas cosas, pero de sin – verguenzía y carece de valores. Eita Paraguay ñañamemby!!!

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Infografía sobre males y remedios naturales para combatirlos

  CIUDAD DEL ESTE (Salud, por Médico Ñana´i) Esta es una pequeña info sobre algunas e…