Los mbopí paraguayos

8

LOS VAMPIROS PY

LOS DRÁCULA POLITIQUEROS CHUPA SANGRE DEL PUEBLO

Los vampiros (comúnmente denominados mbopí) son considerados animales o seres humanos mitológicos obsesionados por la sed de sangre. En Paraguay, hay muchos ejemplos de éstos, principalmente de la especie politiqueros, quienes succionan el néctar de la vida del escuálido Estado paraguayo, en todas sus arterias, ya sean los ministerios, el Senado, Congreso, gobernaciones, municipios y hasta la presidencia de la República.

Podemos mencionar a algunos de los mbopí politiqueros, como por ejemplo el clan Franco, Frauderico, Yoyi-to, Los Verlangieri, los Ovelar, los Bogado, los Mattos, los Spalding, los Smalko, Pancho de Vargas, ministro “condecoration”, el ministro “bonitiño” Peña, Jiménez Gaona de Obras, los Maritos, los Samaniego, los Afara, los planilleros, los Sindulfo Blanco, ministros de la Corte, los Zambonini, secretarias Vip, estos se reúnen a escondidas para chupar sangre de los pobres compatriotas paraguayos que se pasan trabajando día a día, para llevar el pan de cada día a sus hogares.

Por el Este le tenemos a los mbopi Zacarías, Aguinagalde, Romero Roa, Caballero, y algunos mbopi´i chupatodos, chupa sangre, chupa helados palito, como Benjazmín Ozuna, así como los volái mbopi, como el jefe de Policía que está en CDE, muy comprometido en la masacre de Curuguaty, y está bien escondido. En fin un festival de blood de unos escuálidos piru´ichos ciudadanos paraguayos que todavía dan de beber a estos vampiros politiqueros que se dedican a libar del delicado cuellito de ese paraguayito que se rompe el trasero por trabajar y llevar un poquito de alimento a su hogar. Mientras tanto estos mbopi se esconden en el capitolio del parlamento paraguayo o se reúnen para hacer negociados en el congreso o subastas de votos quién paga más, quién vende más, como ocurrió días pasados en la capital de San Pedro, donde se ofrecía 200 millones más un coche 0 km. para quien levante la mano.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…