MALTRATAN E HUMILLAN A LOS FUNCIONARIOS

Nefastos empresarios de vigilancia y seguridad

44
FOTO: Francisco Adorno, propietario de Cowboys S.A.

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Es tétrico, vergonzoso y lamentable la manera en que muchos guardias de seguridad son vilipendiados y maltratados en el país, al negárseles sus derechos laborales. Una denuncia que captamos en el Facebook señala que un ñembo empresario, un tal Francisco Adorno, dueño de una empresa llamada Grupo Cowboys S.A., no paga IPS, sus funcionarios no tienen día libre, el costo del uniforme ellos mismos deben pagar, cuesta más de 3 millones, despide al personal como se le da la gana, sin beneficios ni código laboral.

En la mayoría en este país este rubro de guardias de seguridad son poquitos que están calificados para dicho eprendmiento. En su mayoría son expolicías, comisario kue, militar kuera, que se creen tener potestad de mando y hacer lo que les parece y usando el chaque para que sus funcionarios se caguen de miedo. En CDE hay varias empresas, como la del famoso César Medina alias Pirulo, agente de GEO en actividad que posee una empresa de seguridad privada, donde visten a sus funcionarios con la ropa de para para´i, cosa que está prohibida. Es amigo de la mayoría de los libaneses clandestinos, pirateros y traficantes, reveló la fuente a este medio. que él los cuida o es el portavoz frente a los nuevos jerarcas que vienen a la policía, interpol, delitos económicos inclusive la fiscalía, dijo un abogado amigo de esta redacción.

Nos preguntamos quiénes son los que deberían tomar cartas en el asunto sobre esta situación. Les digo que tendría que ser la policía de delitos eeconómicos, ministerio del trabajo y fiscalía. Pero nada hacen porque en Paraguay cuando hacés lo peor, sos el mejor. Y cuando haces bien, sos el delincuente. Un país al revés por culpa que según la ONU es el país mas ignorante para votar y elegir autoridades que puedan defender nuestros derechos. Y este individuo, asi como Antonio Machado y su hermano, vinculados en asaltos y viceversa, hacen lo que quieren en sus empresas, llamadas “guardias de seguridad”. Es justo lo que dice, es hora de cambiar la constitución y rever los puntos y convertirlos en causa nacional para que los legisladores que hoy están como Cale y otros sean escrachados en plaza publica y si posible apedrearlos como se hacia en la vieja Roma o como sigue en los países islámicos.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Una lección de cómo tratar a las mujeres en su periodo

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Una mañana Ramón notó, al bañarse, que…