NO ESTÁN CAPACITADOS PARA SER CUIDADORES DEL ORDEN

2

Enseñanza perversa a agentes

de la Policía en el Paraguay

En la gráfica aparece el jefe de la comisaría siendo sometido a la prueba de alcotest que arrojó resultado positivo.
En la gráfica aparece el jefe de la comisaría siendo sometido a la prueba de alcotest que arrojó resultado positivo.

La Policía Nacional de Paraguay es una institución policial civil, Jerarquizada y subordinada al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio del Interior, encargada de la seguridad interna. Su función es mantener el orden público legalmente constituido, de la prevención de los delitos y de su investigación bajo la dirección de la autoridad judicial.

Es dirigida por un agente policial de jerarquía superior, que lleva el título de Comandante de la Policía Nacional, el cual posee impedimentos constitucionales para ejercer actividades político-partidarias, sin embargo,

Las comisarías son órganos policiales, subordinados a la Jefaturas de Policía Departamentales, que dentro de los límites del departamento y en circunscripciones determinadas ejecutan las actividades de Policía Nacional en todas sus formas. Pueden tener la actividad policial descentralizada en subcomisarías, destacamentos o puestos policiales y, si es necesario, dependen del apoyo táctico, técnico y logístico de la Jefatura de Policía Departamental.

Uno de los requisitos fundamentales para ser agente de la Policía Nacional es probar los exámenes físicos e intelectuales de conformidad al Reglamento y Directivas, sin embargo, es uno de los puntos que aparentemente no se tiene en cuenta en nuestro país, puesto que la mayoría de los uniformados son considerados cuadrúpedos que deberían haber pasado por exámenes siquiátricos antes de asumir sus cargos. Tal es el caso del suboficial mayor Miguel Ángel Esteche, titular de la comisaría 74ª Acá Carayá, detenido y procesado por violación de una menor de 16 años. El mismo se enfrenta a 15 años de cárcel.

El hecho ocurrió el viernes pasado, en el interior de la dependencia policial, según denunció la madre de la víctima. De acuerdo al relato de la mujer, ambas se cruzaron con el uniformado cuando este salía de una despensa, en total estado etílico. El policía obligó a la joven a acompañarlo hasta la sede policial, donde la sometió sexualmente.

La fiscal Angelina Arriola Funes ordenó la detención del policía tras allanar la comisaría. Asimismo, el policía dio positivo a la prueba de alcotest al que fue sometido, atendiendo a que la denunciante informó que el mismo se encontraba en estado etílico en el momento de la agresión.

La madre relató que por temor no opuso resistencia a la acción del uniformado y que luego de que su hija salió del local policial se dirigieron hasta la comisaría 14ª, de Bella Vista, donde efectuaron la denuncia.

 

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¡¡¡NO TENGAN MIEDO A LA JERINGA!!!

¡¡¡Caros compatriotas: vacúnense!!! Esta es una recomendación para todas las edades, ya qu…