¡Silicio para una piel flexible y joven!

3

TABASHIR Y COLA DE CABALLO

CIUDAD DEL ESTE (Por Dr. Ñana´i) El silicio ayuda a mantener la piel elástica y joven, y una buena salud de las articulaciones, cabello y uñas. Y es que, de hecho, la rigidez es sinónimo de envejecimiento. Si nos fijamos en las ramas de bambú cuando se doblan, veremos que tienen una gran flexibilidad, propiedad que hace que sea difícil que se rompan y que les viene dada por todo el silicio que contienen, un mineral imprescindible también para nuestra salud. El silicio ayuda a mantener la piel elástica y joven, y una buena salud de las articulaciones, cabello y uñas. Y es que, de hecho, la rigidez es sinónimo de envejecimiento.

Así es como lo explica Laotse, en el Tao Te Ching: “Cuando una persona está viva, es blanda y flexible; cuando se muere, se vuelve dura y rígida. Cuando una planta está viva, es blanda y tierna; cuando está muerta, se florece y se seca. Por ello, lo rígido y lo duro son compañeros de lo que está muerto, y en cambio blando y flexible son compañeros de lo vivo”.

Silicio: qué hace en el organismo y dónde lo encontramos

El silicio es un mineral esencial para la salud de la piel, cabello, uñas y articulaciones. Es el componente de una enzima que participa en la producción de colágeno y glicosaminoglicanos (componentes que forman parte del tejido conjuntivo) y es, por tanto, como ya hemos dicho, esencial para la salud de los huesos, uñas, cabellos y piel.

Los principales alimentos ricos en silicio son los cereales integrales y algunos vegetales de raíz. En cuanto a la complementación nutricional encontramos diferentes fuentes de silicio, como las diatomeas (un tipo de alga), la cola de caballo y el exudado de los nudos del tallo de bambú, que en la medicina tradicional china se llama tabashir y que representa un contenido aproximado de silicio del 65-70 %.

Otros nutrientes que necesita la piel

Betacaroteno: antioxidante, favorece la cicatrización, mejora el bronceado. Fuentes naturales: zanahoria, boniato, brócoli, calabaza, polen, algas.

Vitamina E: retrasa el envejecimiento cutáneo, efecto antioxidante importante. Fuentes naturales: aceite de oliva de primera presión en frío, aceite de germen de trigo, nueces, cereales integrales.

Vitamina C: participa en la síntesis de colágeno, antioxidante. Fuentes naturales: cítricos, fresas, kiwis, pimiento.

Zinc: efecto protector frente a los rayos UVA, participa en la formación de colágeno. Fuentes naturales: mariscos, carnes, huevos. (Es importante dar preferencia a las fuentes ecológicas.)

Luteína / zeaxantina: pigmentos presentes en la mácula y la retina de los ojos. Actúan como filtros ante los rayos UV. Fuentes naturales: zanahoria, melón, crucíferas, flor de caléndula.

Astaxantina: uno de los carotenoides con más poder antioxidante. Se ha visto que tiene un papel importante en la protección de la piel frente al exceso de radicales libres. Fuentes naturales: algas, salmón, mariscos, vegetales frescos.

Para una piel, uñas y cabello saludables

Diferentes estudios han comprobado que la complementación nutricional de silicio es beneficiosa contra el envejecimiento de la piel, uñas y cabellos quebradizos. Cincuenta mujeres con la piel dañada tomaron 10 mg de silicio durante veinte semanas y notaron una mejora en la aspereza y la elasticidad de piel y pelo. Además del silicio y de una dieta equilibrada, también es interesante tener en cuenta la calidad de los cosméticos que nos aplicamos.

Los expertos calculan que el 80 % de los signos de envejecimiento facial no están causados ​​por el paso del tiempo, sino por factores externos, como el sol, la mala alimentación o el tabaco. De hecho, el envejecimiento de la piel se manifiesta con una sequedad más grande por la pérdida de capacidad de retener humedad. Aunque el organismo dispone de sistemas antioxidantes de defensa propios (como la superoxidodismutasa), una mala alimentación, la exposición al sol, el tabaco, entre otros, generan una gran cantidad de radicales libres, moléculas muy inestables que, en exceso, el cuerpo no es capaz de neutralizar.

Conseguir una piel hidratada

 

Una piel hidratada es sinónimo de una piel joven. La piel mantiene un equilibrio delicado entre agua y grasa. El agua llega a las células a través de la sangre que nutre todos los capilares. El envejecimiento ralentiza la circulación, hace más ineficaz el intercambio de gases y líquidos y el interior de la célula pierde la capacidad de retener agua. El silicio también es importante para la salud de las articulaciones y huesos

Por lo tanto, si añadimos silicio en la dieta no solo veremos los resultados por fuera, con una piel más rejuvenecida y unos cabellos y uñas más fuertes, sino que nuestras articulaciones y huesos también se verán beneficiadas.

 

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…