Barrabravas, una jauría de Pitbulls

0

NO PARECEN AFICIONADOS, SINO SALVAJES CAVERNÍCOLAS

olimpia barrabravas cerro pitbull

El inicio de las barrabravas en el deporte rey se inició en Inglaterra con los Hooligans, que causaron destrozos, vandalismo e incluso muertes. Gracias a la actuación ejemplar y con mano dura del Gobierno Británico, que ordenó en 1989 una investigación a fondo, luego de la cual entendió que la violencia de los ‘hooligans’ era un fenómeno sociocultural del país y no del fútbol.

La inexistencia del núcleo familiar, o en otros casos la ruptura, fueron identificados como dos de los principales generadores de ese tipo de violencia. Para combatir esta situación, se crearon leyes contundentes para penalizar a los violentos, en 1990 entraron en vigor medidas judiciales para acabar con los violentos. Se aprobó prohibir el ingreso hasta de por vida a los estadios a los hinchas más peligrosos y penas de cárcel a quienes violaran normas establecidas, entre ellas la prohibición del porte de armas y el consumo de alcohol y/o de drogas.

Multas y sanciones para todos los estamentos de la sociedad, Las medidas judiciales no se hicieron solo para los violentos, sino que involucraron a toda la sociedad. Por ejemplo, si las autoridades capturaban en el metro, un tren o un avión a un ‘hooligan’, o a un grupo de ellos, la empresa transportadora recibía multas y sanciones de diversa índole.

Creación de cuerpos elite especializados de la Policía: nacieron grupos elite de la Policía que se especializaron en combatir ‘hooligans’ y manejar las masas en los estadios. Además hubo agentes secretos que se infiltraron entre los ‘hooligans’ para conocer su modo de vida.

En Paraguay también existen muchos barrabravas de diversos clubes, como Cerro Porteño, Olimpia y Sportivo Luqueño, que tienen a las barrabravas más violentas del país. Ya hubo muchos casos incluso de muerte de inocentes al final de cada clásico, niños asesinados por balas perdidas, destrucción de colectivos y hasta de estadios, estos no parecen aficionados de deportes o hinchas, sino una jauría de pitbulls. Ojalá que en Paraguay también podamos implementar estas medidas que tomaron los ingleses, para acabar con estas situaciones lamentables.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

LOS VENDEPATRIAS DE ESTE GOBIERNO

CIUDAD DEL ESTE (sin verguenzería, por Carlos Roa) El diputado Carlos Rejala del partido H…