Comida balanceada de casi 10 millones de guaraníes

31

UN DIPUTADO LIBERAL CARADURA Y SIN –VERGÜENZA

CIUDAD DEL ESTE (sin verguenzería política, por Carlos Roa) Una nueva aberración se registró en la cámara de diputados, donde la sin verguenzía y caradurez de algunos parlamentarios está adquiriendo niveles realmente preocupantes. En un país donde más de dos millones y medio de paraguayos no tienen siquiera el pan de cada día asegurado, estos politiqueros ñembo fifí se burlan del pueblo contratando nutricionistas ndaje para su dieta balanceada. En este caso hablaremos de este imprestable, inservible, incómodo, inútil, indeseable diputado liberal Edgar Ortiz, quien días pasados se pilló que por instancias de este energúmeno se contrató a Sandra Stefani Ortellado Garay, una nutricionista que cobra pero no trabaja, más un caso de planillerismo descubierto por la prensa.

Esta señorita cobra casi 10 millones de guaraníes en concepto de no hacer nada, pero con el rótulo de aipó nutricionista en el país de la hambruna. Esta sería no apenas su nutricionista, sino sería su pañito de lágrimas sexual, según algunos funcionarios compañeros de ella, que acercó a este medio esta información. Porque esta se pasa viajando por el mundo con el dinero del pueblo, que se pasa trabajando de 6 a 6 y que paga impuestos hasta por mirar una falda. Lo que esto hacen sentir y entender esta funcionaria Stefani que la cuestión en Paraguay hay que tener una concha para vivir bien, conocer el mundo y comer comidas balanceadas para no engordar. Que caradurez y sinverguenzía, no tanto como el diputado, sino ella, que se cree la vivaracha pero existe este adagio, no hay mal que dure 100 años, esperemos que este y el próximo año tenga fin el plata ye´u en el congreso y que todos los farristas como este energúmeno sean defenestrados del capitolio de la vergüenza, la corrupción y el bandidaje.

 

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Nefastos empresarios de vigilancia y seguridad

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Es tétrico, vergonzoso y lamentable la…