CONSIDERADO UNO DE LOS AMIGOS ÍNTIMOS DEL PRESIDENTE HC

13

julio colman

¿Qué hacía el diputronco Julio Colmán

en el local de la masacre de Curuguaty?

CURUGUATY (enviado especial) Cuando ocurrió la masacre de Curuguaty, uno de los hechos que más llamaron la atención fue la presencia del exdiputado, concejal municipal en aquel entonces y dueño de una radioemisora, Julio Colmán, más conocido como “el diputronco”. El mismo es dueño de la emisora radio Curuguaty FM 98.7, que está a nombre de su señora Mihoko Yuki de Colmán, quien sería su prestanombre, una chicanería utilizada por hurreros políticos en casi todo el país, que usan este método para tratar de esconder algunos entretelones oscuros de sus andanzas. En varias filmaciones que surgieron después de la masacre, se le observa a este personaje mirando cuerpos, manipulando armas y tocando evidencias, como si él fuera un fiscal, agente uniformado o médico forense. Sin embargo, en aquel entonces, Colmán no era nada más que un civil, aunque se identificó como autoridad municipal ndaje para acceder al lugar de los hechos.

De acuerdo a los datos, Colmán era uno de los que estuvieron presentes momentos después de ocurrida la masacre, tocando evidencia y, según las malas lenguas, haciendo desaparecer algunas cosas que iban a comprometer a algunos poderosos. Posteriormente, los abogados Vicente Morales y Guillermo Ferreiro, defensores de varios de los procesados por la masacre de Curuguaty, divulgaron un video con el cual se evidencia que el Ministerio Público ocultó a las partes pruebas de la causa.

Se trata de una filmación de Unicanal, realizada un día después de la matanza, que muestra cómo el político colorado Julio Colmán entrega al fiscal Jalil Rachid una bolsa llena de casquillos de balas de armas automáticas, entre otras municiones recogidas en el lugar de la masacre. Pero esto no aclara las dudas sobre la presencia del diputronco en dicho lugar, quien habría actuado para ocultar ciertas cosas que algunos poderosos no querían que se sepa. Las fuentes apuntan directamente a Frauderico y al propio HC como mentores de la masacre, para tumbar a Lugo y abrir las puertas al reinado del nuevo rumbo. Cabe recordar que Colmán, considerado mano derecha de HC en la zona de Curuguaty, además está involucrado en muchos otros ilícitos, como una causa abierta por lesión de confianza, motivo por el cual incluso fue suspendido como concejal municipal de Curuguaty. Sus propios colegas, en sus declaraciones, lo involucraron en una serie de supuestas irregularidades que se habrían cometido durante la administración de la anterior intendenta, Wilma Ramona Meza.

Según fuentes, Julio Colmán manejaba todas las decisiones que tomaba la ex intendenta Meza. Inclusive, la esposa del ex diputado, que figura como dueña de la firma Radio Curuguaty SRL, fue adjudicada para proveer combustible por un valor millonario que tampoco se habría podido justificar debidamente, como establece la ley. El apodo de “diputronco” Colmán se ganó luego de que el fiscal del ambiente Gustavo Sosa haya imputado al maderero Milciades Avila Escobar, protegido del diputado Julio Colmán, por la falta de guía forestal de un cargamento de 355 metros cúbicos de madera presuntamente extraída de la reserva forestal de la comunidad nativa aché de la colonia Chupapou de Villa Ygatimí. La relación entre este personaje y el presidente HC queda en evidencia gracias a un audio que circula por las redes sociales, en donde Colmán le pide “elemento$” a Cartes para seguir operando, seguramente ya con miras a la reelección anhelada por el actual number one, lo cual sería una tragedia para todo el pueblo paraguayo. Personajes de esta calaña, como Colmàn, deberían ser escrachados y tratados como paria, donde se los vea, con huevazos, tomates y gritándole sin vergüenza, cretino, vividor y canalla. Y no sólo en Curuguaty, sino donde vaya, dentro del país.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…