NO PERMITEN QUE OTRAS LISTAS SE PRESENTEN

ELECCIONES AMAÑADAS EN GREMIO DE TRANSPORTISTAS EN ARGENTINA

5

 

CIUDAD DEL ESTE (Internacional) Recientemente se comunicaron con nosotros ciudadanos Argentinos que nos pidieron que hagamos eco de una situación que están viviendo los sindicatos y gremios de trabajadores transportistas en Argentina. La Unión de Tranviarios Automotor UTA Federal, asociación de transportistas de colectivos en Argentina, especialmente La Plata, Berisso y Ensenada vienen desde el 2018 denunciando irregularidades en las elecciones del gremio, donde desde hace varios periodos viene ganando sin oponente un tal  Roberto Fernández que es señalado por los trabajadores transportistas como una especie de Sandra Zacarías que gana continuamente de forma fraudulenta las elecciones y solo perjudican a los trabajadores.

El fuerte deterioro del salario y la mala prestación de la obra social son una constante en los reclamos de los choferes colectiveros, que agitan una revolución en el sindicato. El apuntado siempre es Fernández, que conduce el gremio desde 2008. Si bien en el último año tomó relevancia pública el sector opositor encabezado por Miguel Bustinduy, existe otro armado denominado Agrupación Combativa de Trabajadores UTA Federal que es liderado por Ricardo Ríos, un dirigente con extensa trayectoria gremial en el sindicato. Ríos comenzó a organizar su espacio siete año atrás siempre con la intención de presentar una lista para disputar el poder a Fernández. Nunca logró participar en las elecciones. En 2018 impulsó la Lista Roja, que terminó siendo impugnada por la Junta Electoral. La medida fue judicializada y el Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 44 ordenó la suspensión de las elecciones por violar la garantía de libertad sindical.

La gestión de Roberto Fernández al frente de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) sigue sumando críticas. Los sectores opositores vienen sumando adhesiones y cada vez son más los trabajadores que se animan a levantar la voz para exigir un cambio.

El fuerte deterioro del salario y la mala prestación de la obra social son una constante en los reclamos de los choferes colectiveros, que agitan una revolución en el sindicato. El apuntado siempre es Fernández, que conduce el gremio desde 2008.

Si bien en el último año tomó relevancia pública el sector opositor encabezado por Miguel Bustinduy, existe otro armado denominado Agrupación Combativa de Trabajadores UTA Federal que es liderado por Ricardo Ríos, un dirigente con extensa trayectoria gremial en el sindicato.

Ríos comenzó a organizar su espacio siete año atrás siempre con la intención de presentar una lista para disputar el poder a Fernández. Nunca logró participar en las elecciones.

En 2018 impulsó la Lista Roja, que terminó siendo impugnada por la Junta Electoral. La medida fue judicializada y el Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 44 ordenó la suspensión de las elecciones por violar la garantía de libertad sindical.

Finalmente, Fernández logró su cometido: fue reelecto como secretario general hasta 2023 con lista única. «Desde 1984 la UTA no permite que los trabajadores, tanto activos y pasivos, armemos una lista opositora. Nosotros somos los primeros que los enfrentamos», asegura Ríos, ex delegado congresal.

En diálogo con Mundo Gremial, el impulsor de la Lista Roja afirma que el estatuto del gremio es «proscriptivo» e impide la democracia sindical. Y explica: «para conformar una lista opositora tenés que tener como mínimo un mandato como delegado. Eso se llama poder gremial. ¿Y quién tiene el poder gremial? La conducción de la UTA y no lo trabajadores. Porque los delegados no responden a los trabajdores, responden a UTA. Por eso los trabajadores no pueden armar una lista opositora».

Por las elecciones de 2018, al día de la fecha continúa abierto un expediente en el Ministerio de Trabajo (Ex-2021-56198205-APN-DGD#MT) por un cuestionamiento a la escasa cantidad de veedores de la cartera laboral en los comicios. Además iniciaron procesos administrativos que pueden llegar a complicar a Fernández.

«Estoy limpio nunca lucré ni participé en actos de corrupción, por eso los trabajadores vinieron a buscarme para que encabezara la lucha gremial. De la única manera que vamos a terminar con la corrupción de UTA es a través de un acto electoral. Nosotros no participa de ninguna movilización ni de ningún acto de violencia. Fuimos a la Justicia que nos siguió pidiendo pruebas, fuimos a la Cámara 2da, pero no podemos comprar jueces como ellos», enfatiza Ríos.

 

FUENTE: MUNDOGREMIAL.COM

 

comentario

comentario

Mira además

TRACTOR DE LA MUNI ARROJA DIARIAMENTE BASURAS EN EL CEMENTERIO

SANTA ROSA DEL AGUARAY (Enviado Especial)  Denuncian en redes sociales que todos los días …