Embarazadas, alejarse de los gatunos para evitar a la Toxoplasmosis

23

PARÁSITO PUEDE CAUSAR GRAVES DAÑOS AL RECIÉN NACIDO

CIUDAD DEL ESTE (Salud, por médico Ñana´i) La toxoplasmosis es una enfermedad causada por el parásito Toxoplasma gondii, uno de los parásitos más comunes del mundo. La infección suele contraerse al comer carne contaminada mal cocida (principalmente de cerdo), exponerse a heces de gato infectadas o mediante la transmisión de madre a hijo durante el embarazo. La toxoplasmosis puede provocar síntomas parecidos a los de la influenza en algunos individuos, pero la mayoría de las personas infectadas no presentan signos ni síntomas. En los bebés nacidos de madres infectadas y las personas con el sistema inmunitario debilitado, la toxoplasmosis puede provocar complicaciones graves, por eso se ruega a las madres en estado gestante, cuidarse de no tener gatos por cerca.

 

Si tienes un buen estado de salud general, no eres una mujer embarazada y se te diagnosticó toxoplasmosis, es probable que no necesites más que el tratamiento conservador. Si estás embarazada o tienes el sistema inmunitario debilitado, es posible que necesites un tratamiento médico para evitar complicaciones graves. Sin embargo, el mejor enfoque es la prevención.

La mayoría de las personas saludables que están infectadas con toxoplasmosis no presentan signos ni síntomas y no saben que tienen la infección. Sin embargo, algunas personas presentan signos y síntomas similares a los de la influenza, los cuales pueden ser:

Dolor generalizado

Ganglios linfáticos inflamados

Dolor de cabeza

Fiebre

Fatiga

En personas con el sistema inmunitario debilitado

Si tienes VIH o sida, te sometes a quimioterapia o recientemente te realizaron un trasplante de órganos, una infección por toxoplasma se puede reactivar. En ese caso, es posible que presentes signos y síntomas más graves de la infección, por ejemplo:

Dolor de cabeza

Confusión

Falta de coordinación

Convulsiones

Problemas pulmonares que se parecen a la tuberculosis o la neumonía por Pneumocystis jiroveci, infección oportunista frecuente que sufren las personas con sida. Visión borrosa provocada por una inflamación intensa de la retina (toxoplasmosis ocular). Si la primera vez que tienes la infección es justo antes del embarazo o durante este, puedes contagiarle la infección al bebé (toxoplasmosis congénita), incluso si no presentas signos ni síntomas. Tu bebé tiene un mayor riesgo de contraer toxoplasmosis si la infección aparece en el tercer trimestre y un menor riesgo si aparece durante el primero. Asimismo, cuanto antes ocurra la infección durante el embarazo, el resultado será más grave para tu bebé. Muchas infecciones tempranas tienen como resultado la muerte fetal o un aborto espontáneo. Es probable que los bebés que sobreviven nazcan con problemas graves, por ejemplo:

Solo un pequeño número de bebés que sufren toxoplasmosis presentan signos de la enfermedad al momento de nacer. En general, los bebés infectados no presentan signos, que pueden ser pérdida de la audición, discapacidad mental o infecciones oculares graves, hasta la adolescencia o más adelante.

 

 

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Rin rin ran ran y chakatum está prohibido en los Buses de CDE

CIUDAD DEL ESTE (Tránsito, por Carlos Roa) Andando y andando en alta velocidad y apuros ve…