FACULTAD CENTURIA DEL GRUPO LATINO EMPRENDEDORES

291

Facu no habilitada estafa a estudiantes

El Grupo Latino de Emprendedores instaló recientemente una facultad en el kilómetro 7 de Ciudad del Este pese a no contar con la habilitación correspondiente del Ministerio de Educación y Cultura. El presidente del grupo es Emilio Guevara Troche.

Pésima fachada de la Facultad Centuria perteneciente al Grupo Latino de Emprendedores
Pésima fachada de la Facultad Centuria perteneciente al Grupo Latino de Emprendedores

La casa de altos estudios pertenecería a un grupo de empresarios quienes pretenden lucrar mediante los cursos que imparten, pues cuentan con escasos alumnos becados a quienes obligan a participar de congresos y seminarios que tienen elevados costos amenazándoles con retirar la escasa ayuda económica en caso de no participar de dichos cursos.

Los responsables del lugar estarían aprovechándose de los deseos de estudiar que tienen los estudiantes ya que en su mayoría son de escasos recursos, asegurándoles que deben aprovechar los seminarios dictados teniendo en cuenta que en otros lugares costarían más de G. 400 mil.

Según denuncias, en la facultad que funciona bajo la denominación de “Centuria” habilitaron varias carreras este año, sin embargo, todos los alumnos –inscriptos en diferentes carreras – concurren a una misma clase que es la de Derecho, o sea todos terminarán siendo abogados y no  la profesión que inicialmente eligieron.

Los directivos alegan que con el correr del tiempo contarán con otros docentes capacitados en otras asignaturas, pero mientras deben permanecer en una misma sala, escuchando lo que interpreta solamente unos poco.

Según averiguaciones, los propios encargados del lugar ya admitieron que el local no cuenta con una habilitación oficial, no obstante, aseguran que no tardará en habilitarse ndajé. Las irregularidades no terminan allí, hay muchos jóvenes que al percatarse que no iban a llegar a parte alguno con su objetivo, quisieron retirarse de la institución requiriendo la devolución de su dinero y de sus respectivos documentos, pero los responsables les indicó que los papeles no podían ser devueltos, sin importar que algunos son originales. O sea, una vez adentro ya no hay marcha atrás.

Lo más tétrico de esta situación ya casi no es el motivo de joderles a los jóvenes que hacen un esfuerzo tremendo para tener un rubro y pagar una facultad, como se dice antiguamente y se escuchaba en las plegarias de los padres que les decían a sus hijos que estudien, pues el título es el principal rótulo para ser alguien en la vida.

Sin embargo después del puterío que ocurren en escuelas, colegios y facultades como el caso de Froilán, muchos sinvergüenzas y caraduras se quieren aprovechar del ciudadano paraguayo que quieren aprovecharse en este caso hablamos de Alejandro Coronel Coronel, que dice ser periodista y que hace lo que quiere porque es amigo del diputado Carlos Portillo. Lo que nosotros vemos en esta situación es que hay una mancomunión con el parlamentario, según fuentes dicen que siempre se re- cogen todas las tardes a platicar de no se sabe qué.

Los universitarios están revoltosos  y buscarían la solución hasta las últimas instancias cueste lo que cueste, porque ya es hora de ponerle fin a estos estafadores que se aprovechan de la neofilía que padecen la mayoría del ciudadano paraguayo.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¡¡¡NO TENGAN MIEDO A LA JERINGA!!!

¡¡¡Caros compatriotas: vacúnense!!! Esta es una recomendación para todas las edades, ya qu…