Fundación Tesãi recuerda el Día Internacional del Síndrome de Asperger

14

 

*Aumento exponencial de la frecuencia de casos en el Paraguay

Dr. Marcos Casartelli
Dr. Marcos Casartelli

El Dr. Marcos Casartelli, destacado Neuropediatra de la Fundación Tesãi, se refirió sobre el Síndrome de Asperger, un trastorno conductual que forma parte del espectro autista. Precisó que entre sus manifestaciones más notables está la dificultad en el desarrollo del lenguaje y la integración social de los niños. Los menores que la padecen son conocidos como “pequeños profesores”, ya que están dotados de un razonamiento refinado, perfeccionistas, buena memoria y capacidad de concentración, pero incomprendidos por la sociedad al estar circunscriptos a un mundo muy complejo.

 El profesional es especialista en Neuropediatria, Máster en Neuropediatria y Máster en Investigación de Ciencias Clínicas por la Universidad de Barcelona, España. Jefe del Departamento de Neurología Infantil del Hospital General Pediátrico Acosta Ñu de San Lorenzo. Presidente de la Academia Latinoamericana de Salud Infantil y Discapacidad, colaborador de instituciones como Esperanza para el Austismo, Teletón y ONGs en rehabilitación de niños.

Acotó que es imperiosa la necesidad de promover la difusión y la educación para el no rechazo y la discriminación de niños, jóvenes y adultos que padecen de este síndrome, circunstancia que se vive en Escuelas, Colegios y Centros de Enseñanza por la poca información médica al respecto. Sostuvo que es fundamental el acompañamiento de los padres, con una atención especializada por parte de un equipo multidisciplinario como psicólogos, docentes, neurólogos, terapeutas, fonoaudiólogos, psicopedagogos y voluntarios.

Casartelli dijo que el Síndrome de Asperger es una forma de autismo de alto funcionamiento que dificulta la interacción social y el desarrollo del lenguaje. “Es una afección que cursa con las dificultades en las relaciones sociales y la comunicación, problemas en la motricidad. Tiene una prevalencia alta de 8 por cada mil niños aproximadamente. Es un trastorno muy frecuente que esta dentro del espectro autista”, sostuvo el prestigioso neuropediatra.

Las personas que la padecen tienen una apariencia normal, capacidad normal de inteligencia, habilidades especiales en áreas restrictivas, tienen un pensar concreto, lógico y hiperrealista. Explicó que la discapacidad no es evidente y que solo se manifiesta a nivel de comportamientos sociales inadecuados, no disfrutan normalmente del contacto social, tiene problemas para jugar con otros niños ya que prefieren jugar solos, no se interesan por practicar deportes en equipo, siempre quieren ganar porque tienen poca tolerancia a la frustración.

“Tienen conductas un poco rígidas, no tienen flexibilidad, les cuesta cambiar de entorno. Les cuesta atender en clase, necesitan pautas muy directas para avanzar, requieren de intervenciones especiales para poder desarrollar clases en el aula”, enfatizó.

Tienen una memoria excepcional para recordar datos, (fechas de cumpleaños, hechos y eventos), tienen miedo y se molestan ante los ruidos (bocina de un coche), además de agitarse cuando están angustiados.

Expresó que los niños no pueden demostrar empatía con sus compañeros, tienen un acentuado aislamiento social. Cuentan con mucha capacidad de observación y son muy detallistas, con habilidades especiales en ciertas áreas de procesamiento. En algunos casos les cuesta reconocer el significado de una sonrisa, (dificultad para reconocer otros tipos de gesto facial, corporal o cualquier otra matiz de comunicación no verbal).

“Ellos por ejemplo no te van a mentir, son muy sinceros, directos porque saben que no es correcto mentir, toda esa rigidez los confunde, les cuesta tomar un camino diferente para llegar a la casa, no son flexibles”, expresó Casartelli.

El experto indicó que los niños con Asperger muchas veces no comprenden el sentido figurado de una pregunta, o sea tienen problemas en las habilidades de comprensión e interpretación de las señales no verbales. Tienen obsesión por situaciones específicas, como por ejemplo la astronomía, los dinosaurios y la construcción de maquetas.

Ante la pregunta si el individuo con Síndrome de Asperger puede lograr una vida plenamente productiva manifestó que sí, pero siguiendo un tratamiento especializado con acompañamiento profesional. “Es muy importante la intervención psicológica, fonoaudiología, la terapia ocupacional, enseñarles habilidades sociales, la intervención en aula, todo desde un enfoque terapéutico, no hay un fármaco que cure está afección”, puntualizó.

 

 

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¡¡¡NO TENGAN MIEDO A LA JERINGA!!!

¡¡¡Caros compatriotas: vacúnense!!! Esta es una recomendación para todas las edades, ya qu…