ILEGAL COMPRA VENTA DE LA FINCA 3424

7

Enojo y amenazas por una

falsificación de signatura

FOTO: Diputado Pastor Vera Bejarano.
FOTO: Escribana Teresita Vera Bejarano.

SAN PEDRO (Enviado especial) Una tendencia medio como mirabolante lo que viene ocurriendo hoy en nuestro país, cuando en algún medio, escrito, televisivo, radial o digital se publica casos con muchas suspicacias. Según la señora que llamó a esta redacción que obviamente tenemos la obligación de resguardar su identidad porque sabemos que en esa región todavía es como en el tiempo de Billy the Kid, que muchos casos se solucionan a los tiros. En este caso hubo un duelo de quejas a través del diputado Pastor Vera Bejarano y su hermana, la escribana Teresita, que salieron a buscar a quién culpar o quién fue el traidor que contó esta fábula corrupta si se quiere decir de esta manera. Pero no se recuerdan que el protagonista principal de esta novela fue el denunciante, Apolinario Duarte López, quien dijo que la firma no era de él en la supuesta transacción de la finca 3424 del barrio San Roque.

Donde hubo manipulitis según la denuncia y ahora que esto subió a las redes sociales y noticiarios del país nos cuenta una señora muy allegada a esta redacción, que él diputado Pastor Vera Bejarano está furioso por lo que se publicó y que iría a demandar al director de este medio. Y si fuese por la hermana, sometería a Carlos Roa al castigo de los negros, atarlo en un tronco de un quilombo y matarlo a azotes, como se hacía antiguamente con los esclavos black.

Pero existe una cuestión en esta tendencia, que vamos usaremos como referéndum, el fiscal general del estado, cuando se le preguntó cuánta plata puso para la empresa de su señora, este dijo que no puso ni un peso y sin embargo le cogió con pija de palo a la seprelad, porque ahí presentó sus pagarés pero sin embargo fueron 2.500 millones de guaraníes, plata sobre plata. Y dijo en Radio Abc Cardinal que él era inocente. Pero sin embargo los documentos cantaron y ahí Halleluja. Y hoy por hoy en la mayoría de las veces las personas que están en los cargos públicos que cuando se les pilla que cometieron fraude, escamoteo o algo parecido, salen a usar un disimulo como que nervioso, histérico, rabioso y que quiere matar con la mirada a la persona que publicó o medio donde se publicó, porque él ndaje es ernestoité. Y en síntesis, este esquema mirabolante que presentan para defenderse, creemos que es un bulebú con soda o simplemente un jaque, ya disparáque. Si los que están en las funciones públicas están expuestos a la prueba de la verdad y la notoriedad. Y la escribana en cuestión, ella es una depositaria de la fe pública, y se la puede cuestionar, tanto a ella como a su hermano diputado. Mientras tanto las amenazas, querellas y otras yerbas es normal que utilicen aquellos que se sienten culpables porque hay un adagio que dice cierto guante ñande yopi. Desde la redacción de la Voz del norte le pedimos a ellos que obren con inteligencia y no con bravuconadas. Duele decirlo ja ja, pero hay que decirlo!!!

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Con papeles fraguados intentaron pasar 100 mil dólares en Gym

CIUDAD DEL ESTE (judiciales, por Carlos Roa) En un hecho intempestivo ocurrido el día sába…