UN PRESIDENTE DISPARATERO Y SU DECRETO 7702

1

Los efectos colaterales de la

Deforestación indiscriminada

Las inundaciones son causadas por la mano del hombre desalmado deforestador, que desde el copretérito se viene desarrollando en el Paraguay el crimen ecológico más conocido como tala y deforestación. Solamente que en tiempos otroras la tala de mata nativa se hacían con serruchos y elementos rudimentarios. De allí al tembelo Stroessner se le dio por el trasero que tenía que disponer el territorio paraguayo a disposición y criterio de los brasileños, que tendrían la posibilidad de hacer la tala indiscriminada, pero con un rótulo medio rarito, hacer la rozada en los campos, lo que significaba, rastrillar y quemar las ramas inservibles de lo que una vez fue un árbol noble con el nombre de tajy, lapacho, y otros que fueron a parar como plataforma de los pies de algunos orientales.

 

Con el ingreso de los brasileños al país se vino también el hecatombe ecológico, donde aparecieron gracias a la falta de aire combinado y refrigerado del agujero en la capa de ozono, derritiendo los glaciares, moviendo las placas tectónicas y hoy estos fenómenos que hacen que llueva, llueva y llueva, es un fenómeno atmosférico que se inicia con la condensación del vapor de agua contenido en las nubes. Su origen se debe a los cambios de presión o temperatura en la atmósfera y por la disponibilidad de agua en el medio. Esto todo se produce del derritimiento glacial por el calentamiento y es muy evidente, haciendo una comparación, que si se pone un cubo de hielo en una cacerola y puesto encima de la cocina, evidentemente se derrite enseguida y no llueve porque el tacho no está agujereado y si estuviera, llovía. Es para que algunos puedan entender mejor, porque la educación todavía no abre la ventana a muchos ciudadanos para tener una sapiencia y una luz creativa para tratar de que en pocas palabras, se pueda entender el contenido.

Por eso lo explicamos todo este fenómeno hoy lo llaman el niño y la niña, donde en Paraguay lo convirtió en villarejos inundados, como la chacarita y zonas aledañas, donde los que viven se ven obligados a salir y sobre todo, el gobierno hasta ahora nada hizo para tratar de remediar de una vez por todas o en forma fragmentada. El que tenía que hacer, Horacio Cartes, colaboró para esta desgracia ecológica. Este firmó recientemente el Decreto 7.702 y modificó la Ley 422/13 que protege lo poco que queda de bosques en el país. Esta maniobra absolutamente ilegal tiene como finalidad permitir a la estancia San Francisco, de su propiedad, ampliar el área de pastura. Y lo peor, en el lapso de un mes, entre octubre y noviembre de 2017, el presidente Horacio Cartes tumbó dos millones de árboles nativos. Esta devastación tuvo lugar en su estancia en el Chaco. Imágenes satelitales confirman la destrucción. Y en algunos casos, según las fuentes, algunas de su estancia ni siquiera son de él, son las famosas mamotreteadas, para tal efecto. A este presidente disparatero Dios lo tiene que castigar, poniéndole encima una viga de sapirangy y tirarlo 40 días en el mar para sentir el calor del niño y la niña.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Catástrofe Sudaca de la historia

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Realmente los seres humanos tenemos qu…