Los crótalos de la politiquería esteña

13

NEFASTOS PERSONAJES BUSCAN CARGOS PARA ASEGUIR EN EL PODER

CIUDAD DEL ESTE (Politiquería, por Carlos Roa) El pueblo esteño no está nada asombrado por los nombres de la grilla de los presuntos ernestos candidatos. Sin embargo, la mayoría de estos ya tuvieron antecedentes en la función pública, por lo tanto, son hartamente conocidos por el pueblo esteño, que sabe de todas sus artimañas y por lo tanto, debe tomar todos los recaudos necesarios a la hora de depositar el sufragio, si no quiere seguir sufriendo en la mano de estos crótalos (Serpiente venenosa de unos dos metros de largo que tiene al final de la cola un conjunto de anillos córneos que suenan cuando los hace vibrar). Pasaremos a desglosar a algunos de estos nefastos personajes, para que la gente sepa quiénes son los que hoy están buscando nuevamente un cargo y algunos el rekutú, con discursos del famoso lobo en piel de cordero, ya que ocultan sus verdaderas intenciones debajo de un manto de supuesta bondad, benevolencia y caridad.

 

Empezamos con Javier Zacarías Irún (aspirante colorado a senador): Fue denunciado por enriquecimiento ilícito en la Fiscalía Anticorrupción de Asunción: acumuló fortuna en tiempo récord en el país y en el extranjero; tiene hasta un avión. Considerado como el intentende de facto de Ciudad del Este y estaría detrás de varios negociados en el municipio. Además, está vinculado al intento de despojo del predio de Puertos.

Elio Cabral (precandidato colorado a gobernador): sancionado por causar un perjuicio de G. 280 millones al fisco durante su administración en la Aduana. El diputado gestionó para que un funcionario de su empresa cobre en la Cámara Baja. Recientemente fue descubierto que su casaquinta contaba con conexión clandestina de energía eléctrica. Votó para evitar la intervención de la municipalidad esteña y aprobó el tercer aguinaldo en el Congreso.

Justo Zacarías (postulante colorado a diputado): actual gobernador destacado por la sobrefacturación de los “gallineros de oro”; pagó G. 13 millones por precarios corrales. Anunció “aulas de madera cero” durante su gobierno departamental, pero a meses de dejar el mandato aún no cumplió la promesa. Asimismo, salpicado por negociados con la merienda escolar con las “galletitas rompedientes”.

Blanca Vargas de Caballero (aspirante colorada a diputada): Figuraba en la lista de los planilleros del Ministerio de Educación y Ciencias. La legisladora usó su influencia para ubicar a parientes en cargos públicos sin concursos. Vargas de Caballero blindó la comuna esteña con su voto para no ser controlada. También, avaló el tercer aguinaldo en el Parlamento.

Mario Concepción Quintana (aspirante colorado a diputado): su nombre constantemente es asociado al narcotráfico. Varios de sus familiares fueron investigados por delitos de droga. El diputado Rodríguez también apoyó con su voto a la intendente Sandra McLeod para salvarla de la intervención.

Nelson Aguinagalde (precandidato colorado a diputado): está acusado por la Fiscalía por desviar G. 3.000 millones de obras en escuelas durante su gobierno departamental (2008-2013).

 

Carmen Álvarez (aspirante colorada a diputada): actual concejal departamental que brilla por su improductividad, y quien según fuentes de la tabacalera del Este, es una caficha que llevaba al extraño del pelo largo algunas frutas frescas para su consumición. En 2010 fue denunciada por saquear la municipalidad de Hernandarias. En ese período cobraba doble remuneración: como concejal y como intendente. Igualmente, fue acusada de agredir a dos jóvenes por celos a su pareja.

Aida Molinas (aspirante colorada a diputada): conocida patotera que responde al clan Zacarías. Registra un rosario de denuncias por actos vandálicos; sin embargo, en todos los casos fue blanqueada por jueces y fiscales de Ciudad del Este. Cuando fue concejal municipal no presentó proyectos, pese a una dieta mensual superior a G. 15 millones.

Freddy Chamorro Monzón (precandidato colorado a concejal departamental): otro que bien baila, hernandariense, cretino, mentiroso y golpeador de periodistas, denunciado como uno de los supuestos líderes regionales de un esquema piramidal de estafa, que perjudicó a 30.000 paraguayos. Estos son los crótalos del Este que buscan una vez más enriquecerse sin trabajar a costas del pueblo trabajador que contribuye con el fisco para que este país pueda salir de la pobreza. Y lo peor de todo que estos granujas deberían tras rejas en un Tacumbú y algunas en el Buen Pastor con trabajos forzados por el saqueo cometido a su propio pueblo. Pero descaradamente estos se presentan como si fuesen los paladines benefactores de la sociedad esteña para que le brindemos apoyo electoral pero que en realidad estas son no solo crótalos sino basuras de este pueblo esteño, encabezado por un puntín referente que cree tener al rey en la barriga y ser dueño de CDE. Esperemos que el adagio en una palabra subliminal dice “no hay mal que dure 100 años, hagamos de cuenta que ello ya llegaron a los 100, gracias al pueblo honesto en estas elecciones puedan tumbar la carroza carnavalesca de estos corruptos personajes que tratan de simular honestidad, mientras que en realidad son vándalos, crápulas y granujas.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Una lección de cómo tratar a las mujeres en su periodo

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Una mañana Ramón notó, al bañarse, que…