POLITICAN, CAMANDULEAN Y FEISBUKEAN EN HORARIO LABORAL

5

La mediocre educación paraguaya

a un paso de Mozambique

CIUDAD DEL ESTE (Educación, por Carlos Roa) La educación paraguaya está aplazada en todos los sentidos y en todos los nive­les. Lo dijo hace pocos meses el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en in­glés) en su reporte anual de Competitividad, la educación primaria paraguaya está casi al mismo nivel que Mozam­bique, Yemen u otros países que han sufrido guerras civiles o catástrofes natura­les. Para ser exactos nuestro país ocupa el puesto 124 en el ranking mundial de 137 países.

El motivo principal de la falta de educación en nuestro país se puede resumir rápi­damente en dos cuestiones: La primera en la pobreza, Paraguay es un país donde 1 de cada 3 ciudadanos vive en situación de pobreza y el principal motivo de deser­ción escolar es el hambre. Según cifras del MEC solo el 30% de los estudiantes logra culminar los 12 años de esco­laridad. Pero eso no es todo, al pasar al nivel universita­rio, solamente 1 de cada 10 logra culminar la carrera.

Y ahora, aparece un tercer punto, donde los prosores que tendrían que ser maestros están en decadencia, porque en su mayoría de estos académicos están atrasados en la capacitación y por sobre todo, apareció un elemento muy utilizado hoy en el mundo entero, que son las redes sociales y que son vinculantes al whatsapp, Facebook, twitter, msn y otros. Y estos llegan a clases y ponen en el pizarrón el título de la clase que van a desarrollar, y después estos se retiran y hablan con sus colegas en los pasillos o simplemente se dedican a whatsappear, a feisbukear mientras tanto los alumnos no son enseñados como debería ser. Desarrollan como les parece a ellos, que están turulatos de tanto feisbukear y al fin y al cabo, para poner la cereza en la torta, como ocurre en la escuela Santa Ana del barrio Santa Ana de CDE, la mayoría de las profesoras, inclusive la directora, dijo una fuente, están envueltos en la política y casi todo el año, participan más de mitines políticos que de clases.

O prosoras que enseñan en varios lugares y no cumplen sus horarios en dicha escuela. Y allá por el fin de esta irremediable situación, los miércoles dicen que no van a clases porque ndaje tienen capacitación docente. Lo que no se sabe es adónde, con quién y qué aprenden, porque estos siguen siempre unos prosores mbokaja´i. definimos mbokaja´i porque son puntitos negros chiquitos que son las almendras de un cocotero y como es diminuto, hacemos una comparación con el QI de los prosores, porque obviamente saben que 1 y 1 es 2, pero en la realidad se volvieron a equivacar porque 1 y 1 es 11. Ahora 1 mas 1 es 2, es por la colocación de los números para definir la cantidad.

Hasta este punto llegamos, escuelas politizadas, prosoras inoperantes, megalómanas y antisociales, que en cualquier momento, cuando los padres intentan reclamar, éstos salen y dicen sus hijos son esto, son aquello y lo otro. Pero es obvio que van a hacer todo esto, porque no reciben la educación como debe ser y de esa manera los valores quedan enterrados en el ayer. Si el nuevo ministro de educación no cambia de cuajo y reactive al 100 por ciento la educación en Paraguay, para el próximo año ya no estaríamos llegando a la meta, al puesto 137 del ranking de la ignorancia. Es la más pura realidad, pero como dice aquel defenestrado del programa La Lupa de Telefuturo, duele decirlo pero hay que decirlo y por eso lo chutaron a Pablo Herken Krauer, porque se pasan queriendo enseñar lo que no ellos saben explicar. Dicen nomás lo que los otros balbucean y eso no es lo correcto. Por eso estamos con una juventud medio desequilibrada y mediocres que cuando salen a buscar empleo, no lo van a encontrar, a no ser que muestren el color de las pantaletas que va debajo de los vestidos, porque meritocracia, de 100, dos por ciento son capaces, según la última encuesta realizada por wikileaks.

comentario

comentario

Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Consejos para cuidar y evitar tragedias con los hijos menores

CIUDAD DEL ESTE (realidad fatídica, por Carlos Roa) Te proporcionamos una lista de consejo…