SUCESOS POLICIALES

44

SICARIOS IRRUMPEN EN UNA VIVIENDA Y EJECUTAN A BALAZOS A UN JOVEN

CIUDAD DEL ESTE (Redacción) Dos sicarios armados ingresaron a la vivienda de un joven y lo ejecutaron a balazos, mientras éste dormía plácidamente en su cama. No se descarta narcotráfico como trasfondo del ajuste, aunque también existen versiones sobre un problema pasional. El violento crimen ocurrió ayer a la tarde, en la fracción San Miguel, Km. 12 Acaray de Ciudad del Este, a unos cuatro mil metros de la ruta internacional PY 02.

De acuerdo a los datos, alrededor de las 15:50 horas llegaron a la vivienda, ubicada en la fracción San Miguel del Km. 12 Acaray, a unos cuatro mil metros de la ruta PY 02, dos hombres a bordo de una motocicleta, que portaban cascos protectores. Sin mediar palabras, uno de los sujetos ingresó a la vivienda, hasta la habitación donde se encontraba Aldo Benítez, de 28 años, quien estaba durmiendo.

Relata el padre de la víctima fatal, Máximo Benítez Adorno, que sin mediar palabras, el sicario abrió fuego contra la humanidad de su hijo, matándolo de forma prácticamente instantánea con disparos de arma de fuego, presumiblemente pistola calibre 9 mm. Tras consumar la ejecución, raudamente el sujeto volvió a subir a la moto donde lo esperaba su cómplice y huyeron del lugar.

Intervinieron en el hecho, agentes del Puesto Policial 15, y comunicaron a la División de Homicidios y Criminalística, como también a la Fiscalía para el procedimiento de rigor. Hasta el momento se desconoce el trasfondo del crimen, sin embargo fuentes extraoficiales mencionaban que el ahora fallecido “andaba en cosas raras”, insinuando que el mismo se vinculaba al submundo de la delincuencia, específicamente el narcotráfico. No obstante, tampoco se descarta un trasfondo pasional. Los policías indicaron que el lugar es muy apartado y no existen imágenes de circuito cerrado sobre lo ocurrido, lo cual dificultará la identificación de los sicarios.

 

VÍCTIMA CONSTANTE DE MALTRATO TRATO DE SUICIDARSE

CIUDAD DEL ESTE (Redacción) Una mujer acostumbrada a ser maltratada física y psicológicamente por su pareja amenazó con ahorcarse luego de sufrir un episodio más de violencia. La misma no logró su cometido solamente porque su hijo menor fue a pedir socorro en la casa de la abuela y llegaron a tiempo de salvarla. Pero pese a todo eso, increíblemente la víctima salió nuevamente a favor de su agresor. El llamativo caso se registró el domingo a las 18 horas en el barrio San Alfredo.

El curioso caso fue protagonizado por Y.A.L.S. (40), que el fin de semana pasado nuevamente fue víctima de violencia familiar por parte de su pareja Sergio Javier Brítez Aguilar (34). En esta ocasión el hecho fue denunciado por sus familiares y agentes de la Comisaría 7ma tomaron intervención y apresaron al agresor, poniéndolo a disposición de la fiscal Rocío González, de la unidad especializada de lucha contra la violencia familiar.

De acuerdo a los datos, la mujer y su pareja tuvieron una fuerte discusión en el interior de su casa. Durante la pelea la misma fue agredida con puñetazos y empujones. La agresión fue presenciada por su hijo, quien desesperado corrió hasta la casa de su abuela para alertar lo que estaba ocurriendo y pedir socorro. Cuando los familiares fueron hasta la casa encontraron la puerta trancada y tuvieron que abrirla a la fuerza. Al ingresar hallaron a la mujer en su habitación colgada del techo con una soga que improvisó usando algunas ropas. Aparentemente intentó quitarse la vida porque su agresor amenazó con dejarla.

El lunes a la mañana Brítez fue llevado hasta la Fiscalía para prestar declaración ante la fiscal del caso. Según fuente, en todo momento estaba acompañado de la víctima, que no se apartaba de su lado. Mientras tanto la mujer era recriminada por su madre, que le reclamó que varias veces ya intentó suicidarse y perdonó a su pareja para que no la deje.

APREHENDEN A JOVEN QUE TENÍA A SU MADRE A LOS GOLPES Y BAJO AMENAZAS

CIUDAD DEL ESTE (Redacción) Un joven alcohólico y violento fue aprehendido por agredir a su madre y amenazarla de muerte constantemente. El mismo estaba borracho cuando una vez levantó la mano a su progenitora. El agresor ya había sido denunciado por violencia familiar e irónicamente el juzgado dispuso que guarde arresto domiciliario en la misma casa que la víctima. El lamentable hecho se registró el domingo a las 19:40 horas en el asentamiento Yrendague del Km 10 Acaray, a 1.200 metros de la ruta PY 02.

El que tenía a los golpes a su madre es el joven Héctor Javier Galeano Galeano (28), que fue preso por agentes del Puesto Policial Nº 12. Según el sistema de informático de la Policía Nacional, el aprehendido contaba con orden de captura por violencia familiar desde marzo pasado y debía guardar arresto domiciliario por la misma causa. Resultó víctima de agresiones y amenazas de muerte su progenitora Marciana Galeano (47), que fue llevada hasta el hospital para recibir asistencia y ser diagnosticada.

La mujer dijo a los policías que su hijo estaba embriagado cuando comenzó a insultarla y agredirla con socos en varias partes del cuerpo. Agregó que siempre que se emborrachaba su hijo la golpeaba y la tenía constantemente amenazada de muerte. Tras la intervención policial, la fiscal Rocío González ordenó que madre e hijo sean sometidos a la prueba de alcotest y ambos dieron resultado positivo.

CONFESÓ EL HERMANO DE ANALÍA RODAS

NACIONALE (Enviado Especial) La fiscala Gladys González reconoció que hubo una negligencia en la primera revisión que realizaron los investigadores del caso en la vivienda de Analía Rodas en enero. La joven estuvo enterrada en el patio de su casa desde que desapareció hace siete meses.

La agente del Ministerio Público Gladys González señaló que en enero se hizo la primera revisión en la casa de Analía Rodas, en San Antonio, y no se percataron que su cuerpo estaba enterrado en el patio trasero.

“Lo que en enero se hizo fue una constitución fiscal, la verificación fue superficial. Y realmente pasa por una negligencia del funcionario, hay que reconocer que se equivocó”, manifestó a radio Monumental 1080 AM.

Detalló que en esa ocasión la verificación fue superficial, inspeccionaron la casa, pero no de forma profunda y no encontraron nada. “En esa ocasión, se habían constituido el funcionario con los bomberos y la Policía Nacional, fueron recibidos por el hermano”, detalló.

Luego de seis meses, la comitiva del Ministerio Público decidió volver a la casa de la joven, ya que los datos de las compañías telefónicas de Analía indicaron que los teléfonos no salieron de la zona.

Lea más: Hermano de Analía Rodas habría confesado el crimen a la Policía

“Lo que más llamó la atención es que los dos celulares de ella nunca salieron de la zona, la compañía telefónica brindó las informaciones necesarias, pero eso lleva un tiempo”, prosiguió e indicó que todavía no encuentran los teléfonos de la joven.

“Todavía no encontramos los celulares, esperemos encontrar hoy con la inspección del cuerpo. Nosotros extrajimos el cuerpo envuelto con una sábana”, agregó y dijo que en la casa se encontraron rastros de sangre con equipos especiales de Criminalística.

En otro momento, la agente fiscal dijo que todo el tiempo el hermano de Analía actuó con mucha frialdad.

“Él dice que fue un accidente, que la chica se encerró en el baño y él ya no escuchó ruidos, entones empuja la puerta y, supuestamente, la chica estaba recostada en la puerta y se golpea”, señaló y dijo que su versión se va a tener que contrastar con lo que se encuentra el cuerpo.

El cuerpo de Analía Rodas estaba enterrado a 30 cm en el patio trasero de su casa en el barrio Achucarro de San Antonio. Este lunes, una comitiva integrada por policías y fiscales llegó hasta la vivienda para realizar un procedimiento.

Para los investigadores, Fernando Rodas, hermano de Analía, es el principal sospechoso del hecho. El mismo habría confesado que cometió el crimen tras el hallazgo.

comentario

comentario

Mira además

ALERTA PARA PRODUCTORES FRENTE A HELADA

  CIUDAD DEL ESTE (Nacionales, por Redacción) Desde la Dirección de Meteorología anun…