DIMES Y DIRETES POR EL “ORO” ADUANERO

UNA GUERRA DE DOS GLADIADORES TITANES PRENDIÓ FUEGO A ESTRADOS DEL CONGRESO  

46

CIUDAD DEL ESTE (corrupción y coima aduanera, por Carlos Roa) En la arena de los gladiadores diseñada por el emperador Titus en el año 80 a.C. ya había grandes disputas y peleas por el dinero y hoy en día, por un lado un senador representante y elegido por el pueblo paraguayo y por el otro, Julio Fernández, elegido por el presidente de la República, que se hace llamar el honorable y que usa métodos jurídicos para hacer callar a sus enemigos, así como el famoso Nerón, donde un día amaneció sin ovular y prendió fuego a la ciudad de Roma, de ahí viene la frase Roma está que arde. Este ex bancario Julio Fernández prendió fuego en los estrados del Congreso acusando a uno de ellos, Martín Arévalo, después de que saliera a luz de que él había sido incautaba las mercaderías que eran supuesto contrabando, remataba a la medianoche cuando nadie vea y repartía la plata con sus amigos kuera y ese fue el motivo de la pelea entre estos dos gladiadores. A modo de decir, porque ninguno de ellos tiene autonomía, tamaño ni mucho menos honorabilidad.

Días pasados, el senador Martín Arévalo manifestó que teme por su vida tras las denuncias realizadas en contra de Aduanas y mencionó que solicitará al presidente del Congreso, Óscar Salomón, resguardo policial, tras recomendación de su círculo de amistad. “Algunos amigos me dijeron mirá Martín cuidate, te metiste en algo groso y tomá tus recaudos correspondientes, hoy día pasa cualquier cosa”, refirió el legislador.

“Lo único que falta es que digan que yo fui el que me fui a quitar la mercadería. Todo es muy raro, a raíz de eso si me decís ‘¿no tenés miedo?’, realmente uno tiene miedo porque evidentemente son grupos poderosos los que manejan Aduanas y en ese sentido, vemos que pasan muchas cosas y por qué no, uno ya tiene miedo que atenten contra uno”, dijo.

Arévalo indicó que las investigaciones por las denuncias que realizó contra el titular de la Aduanas, Julio Fernández no avanzan, mientras que las denuncias que se presentaron en su contra sí. “Hay complacencia de algunas autoridades. Buscan por todos lados tratar de posicionarme a mi como el responsable, todo es muy raro a raiz de eso uno ya tiene miedo porque son grupos poderosos los que manejan la Aduanas”, expresó. El senador mencionó además que las personas que compraron la mercadería de forma irregular formarían parte de la “rosca” que le responde a la empresaria y prófuga de la justicia paraguaya, Dalia López. Señaló que no es el primer robo en dicha institución denunciado y que si se involucró en este caso fue de manera sui generis. “Ya hubo varias denuncias de cuestiones importantes que nunca se aclaran, es la rosca que maneja la Aduanas y se resiste a una investigación”, dijo.

En fin, es la guerra de dos titanes, por un lado el “honorable” Julio Fernández y del otro, ese senador que tampoco es ningún nene de pecho, pero lo que existe es un vaivén de intereses, donde un gladiador se enfrenta al otro en una lucha titánica, donde la ciudadanía está expectante sobre quién será el vencedor, pero sea quien sea, la rosca, los esquemas y negocio$$$ seguirán per secula seculorum.

comentario

comentario

Mira además

NADIE CUENTA LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LA VACUNA

CIUDAD DEL ESTE (Realidad Fatídica) En Paraguay hay al menos 500 muertos por la vacuna y c…