UNA SOCIEDAD EN RETROCESO

65

CIUDAD DEL ESTE (Realidad Fatídica, por Magenta López) Es indignante la situación actual que estamos atravesando como sociedad, el retroceso inmenso que hay, como si fuésemos cavernícolas otra vez donde los hombres salían a cazar, a buscar el alimento para subsistir y uno no sabía si esa persona iba a volver, y si vuelve en qué situación, si tendrá todavía ambos brazos, alguna herida, o alguna otra cosa, porque estamos hablando de que estos salían a enfrentarse a lo desconocido, a fieras salvajes, a luchar tigres y osos… sin embargo en pleno siglo XXI la situación es la misma en Paraguay, donde una persona cualquiera que está tratando de ganarse el pan de cada día y acude al trabajo no sabe si va a volver, con vida o con medio cuerpo mutilado, si le van a asaltar esperando colectivo, adentro del mismo o incluso en el trabajo si entran a asaltarte y terminas con un disparo en la cara

Es así como el sábado 03 de diciembre en el barrio Ciudad Nueva una mujer embarazada que acababa de descender de un transporte público fue interceptada por delincuentes motorizados que por muy poco no la mataron para robarle sus pertenencias. La víctima fue herida de un balazo que por fortuna no afectó su embarazo ni le causó una lesión más seria. La víctima de la ola de inseguridad que azota la zona Este es la trabajadora Sonia Maribel Martínez González (29), quien se encuentra embarazada de cinco meses. La misma sufrió una herida de bala a la altura de la clavícula derecha, que por fortuna no puso en riesgo su gestación. En la denuncia radicada ante la Comisaría 2da contó que fue despojada de una cartera donde guardaba su teléfono celular y documentos personales.

La mujer explicó a los policías que estaba regresando de su lugar de trabajo y que descendió de un transporte público para caminar hasta su vivienda. En el trayecto fue interceptada por dos delincuentes que se movilizaban en una motocicleta negra. El acompañante, un joven alto y de cabello rubio, descendió del biciclo intimándola a entregar sus pertenencias y realizando el disparo que impactó en su clavícula.

En todos lados repiten que estamos en medio de una ola de inseguridad, pero la realidad es que esto no es un ola que viene y va, la inseguridad está instalada en nuestro país y aumenta tranquilamente sin que nadie tome las riendas de nuestra realidad, la policía que solo se mueve cuando se les aprieta ya sea en efectivo o con peso político y las autoridades que solo están pescando el próximo golpe para reforzar la campaña política.

comentario

comentario

Mira además

CAMIONES MUDANZA CON FONDO FALSO TRAFICAN PABILOS FUMATELLICOS

CIUDAD DEL ESTE (Contrabando, por Carlos Roa) Realmente sorprendente las imaginaciones de …