POLICÍAS DE HOMICIDIOS CDE ROBAN 60KG DE COCAÍNA

713

CIUDAD DEL ESTE (Policiales, por redacción) Más un episodio hediondo en la institución policial de nuestro país donde algunos malos polizontes hacen cualquier cosa para estar en la moda ya sea de calzados, de ropas, de coches, de perfumes y hasta en las paquitas modelitos que convierten su mente en una tragedia emocional y tienen que hacer cualquier cosa para adquirir la plata para vanagloriarse o mostrarse que él puede más y este caso ocurrió en la dependencia policial donde  el actual jefe homicidios regional Alto Paraná, es el oficial inspector Julio César Romero Fernández, paradójicamente la oficina funciona en la casa del presunto narco detenido, Reinaldo “Cucho” Cabaña, y está ubicado en el Área 1 de Ciudad del Este. Esta es una de las dependencias menos productiva de la Policía Nacional que funciona en la zona, prácticamente no se conoce de ningún resultado positivo sobre la labor que desempeñan cuenta con al menos 10 agentes en Ciudad del Este, todos están únicamente y exclusivamente para realizar operativos extorsivos. Operativa y administrativamente dependen directamente de Asunción donde el jefe es el comisario principal Hugo Grance.

Un grupo de efectivos de Homicidios, oficina regional Alto Paraná robaron un cargamento de 60 kilos de cocaína pura y ahora están jurados de muerte, pues fueron plenamente reconocidos. Incluso ya obra en poder del “patrón” un vídeo de circuito cerrado donde quedó registrado el accionar de los policías corruptos. En la “mejicaneada” fueron utilizados dos vehículos, una camioneta de la marca Mitsubishi y un automóvil Toyota, sin paragolpe trasero, ambos rodados son utilizados por agentes de esta dependencia policial. El caso incluso ya llegó hasta la comandancia de la Policía Nacional pero hasta ahora el comisario Gilberto Fleitas no tomó determinación alguna para combatir la terrible corrupción policial que está carcomiendo la institución.

El martes de la semana pasada en horas de la tarde-noche un automóvil de la marca Mercedes Benz, color oscuro fue interceptado en la zona primaria de la Aduana paraguaya al momento en que intentaba cruzar hacía territorio brasileño.

En ese sitio, dos personas que se presentaron como policías detuvieron al conductor y lo obligaron hacer el retorno nuevamente. El hombre fue llevado hasta un sitio y bajo amenaza de muerte y tortura le obligaron “cantar” donde estaban escondidos los 60 kilos de cocaína.

Primeramente, los corruptos policías hicieron a que el demorado hable con su “patrón” donde exigían el pago de una millonaria suma para poder devolver toda la mercadería. En ese momento el dueño del cargamento pidió un tiempo prudencial pues le habían exigido el pago de 200 mil dólares para dejarle en libertad a su secretario, el auto más la carga.

Pero al pasar la hora, y al no tener respuesta decidieron quedarse con el cargamento de 60 kilos, y luego fueron liberar al chofer en la zona de Presidente Franco, mientras que el auto lo dejaron abandonado en las cercanías del Lago de la República.

Posterior a la “mejicaneada”, el dueño del cargamento de puso furioso y comenzó a jurar venganza por lo ocurrido con él, pues sufrió una millonaria pérdida. Incluso, a través de contactos el mismo pudo acceder a filmaciones de cámaras de seguridad donde se observa el accionar de los “polibandis”.

El caso del robo de los 60 kilos de cocaína de alta pureza ya llegó hasta la comandancia de la Policía Nacional, a cargo del comisario Gilberto Fleitas, pero hasta el momento no hizo absolutamente nada para hacer frente a terrible corrupción policial existente.

 

comentario

comentario

Mira además

DE OCHO BALAZOS ASESINAN A PASTOR FRENTE SU LOCAL DE CULTOS EN JARDÍN AURORA

PEDRO JUAN CABALLERO (Enviado Especial)  Otro aparente homicidio por encargo se perpetró a…