RESCATAN A NIÑA INDÍGENA TRAS DENUNCIA DE MALTRATO, PERO EN LA COMUNIDAD ALEGAN TRADICIÓN

14

NACIONALES – La defensora Roselí Echeguren recibió el lunes una denuncia y se movilizó hasta una colonia perteneciente al pueblo Pai Tavyterá. “Tenía su cabello todo mal cortado y tenía lesiones incluso”, dijo en charla con EXTRA. La niña era la misma que la semana pasada fue rescatada de un inquilinato junto con su prima de 16 años, tras una denuncia de que extraños las llevaron con fines de explotación sexual.

En la intervención del lunes, la menor de edad fue enviada al hospital para una inspección médica y contención psicológica.

Tradición Pai

Se solicitó la intervención de dos peritos indígenas porque los miembros de la comunidad alegaron que el corte de pelo formaba parte de una tradición. Dijeron que a la nena le adelantaron el ritual porque, al salir de la comunidad, “ikuñataî forzado” (se hizo señorita).

La defensora pidió a los peritos consultores Digna Morilla y Osmar Valenzuela que realicen un dictamen sobre el caso, para obrar de acuerdo a eso. ¿En qué consiste?

Digna Morilla informó a nuestro diario que habló con la abuela de la niña y la misma le aseguró que no la castigaron por haberse ido de la comunidad.

Explicó que, a todas las nenas, cuando llegan a los 12 años, las “guardan” en las casas por 40 días para que no tengan contacto con nadie.

La tradición incluye cortarles el cabello e imponerles una estricta dieta de “tembi’u morotî” (comida blanca).

Entonces, durante la cuarentena solamente pueden comer alimentos como mandioca, batata, zapallo, kaguyjy o mazamorra, pescados, ciertos bichos de monte, etc.

Pero la preparación no debe tener ni aceite ni sal. A todo esto se le llama el kuña jekoaku y, si no se hace, a las mujeres les esperan muchas enfermedades en el futuro, dijo. Morilla agregó que si los padres deciden castigar después a su hija, le obligarán a hacer artesanías, hamacas, collares o tareas parecidas.

Adelantó que su dictamen será que la menor de edad, que está ahora a su cargo, vuelva junto a sus papás. Echeguren, por su parte, planteará a la comunidad que los rituales sean menos rigurosos y que eviten los castigos físicos.

Explotación: una situación que preocupa en la zona La perito indígena Digna Morilla dijo a EXTRA que hay mujeres en la zona que se dedican a sacar a las chicas de las diferentes comunidades indígenas para luego prostituirlas.

La defensora Echeguren mencionó que, en el caso de estas dos primas de 12 y 16 años, con la inspección médica se descartó que hayan sido abusadas el día que salieron de su casa y fueron aun inquilinato de Pedro Juan Caballero. Ese tema está siendo investigado por el Ministerio Público, añadió.

 

comentario

comentario

Mira además

DE OCHO BALAZOS ASESINAN A PASTOR FRENTE SU LOCAL DE CULTOS EN JARDÍN AURORA

PEDRO JUAN CABALLERO (Enviado Especial)  Otro aparente homicidio por encargo se perpetró a…